como hacer huevos benedictinos

Huevos benedictinos o Benedict

Cómo hacer huevos benedictinos, receta fácil

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest

VOTA ESTA RECETA

Ingredientes para huevos benedictinos

  • Para la salsa holandesa
  • 1 huevo
  • 125 g de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Para los huevos benedictinos
  • 4 huevos
  • 4 panecillos (2 muffins)
  • 8 lonchas de bacon
  • 1 l de agua
  • 1 cucharada de vinagre
  • mantequilla para untar el pan
  • perejil para decorar (opcional)
  • Aprende a preparar huevos benedictinos, una receta fácil y sencilla ideal para cenar o cómo brunch una opción distinta para disfrutar con amigos.

    Los huevos benedictinos, huevos Benedict huevos a la Benedict son uno de los pilares de un buen brunch, un concepto anglosajón que se ha puesto muy de moda también entre nosotros.

    Un brunch es un desayuno tardío o un almuerzo, es decir un alimento que se toma a últimas horas de la mañana o sobre el mediodía. Y los huevos benedictinos -un plato formado por un panecillo inglés, bacon, un huevo escalfado salsa holandesa y – son perfectos para este momento del día, aunque bien podemos adaptarlo a nuestras costumbres alimenticias y comerlo para cenar.

    Como os podéis imaginar solo con ver las fotos, esta receta de huevos benedict es una delicia, y veréis qué fáciles son.

    Cómo hacer huevos benedictinos

    • Preparamos la salsa holandesa

      Ponemos la mantequilla en un recipiente apto para baño maría y dejamos que se derrita sin tocarla. Veréis que cuando se funda completamente habrá una espuma en la superficie y una capa residual en el fondo. En ese momento retiramos del fuego, quitamos la espuma con una cuchara y reservamos sin mover, hasta que esté templada.

      Ponemos en el vaso de la batidora el huevo, sal, pimienta, el zumo de limón y batimos unos segundos.

      Cuando la mezcla comienza a montar, sin dejar de batir, vamos echando la mantequilla a hilo, es decir muy despacito, prestando mucha atención a echar solo la parte grasa y no el sedimento que nos ha quedado por debajo.

      Cuando hemos integrado bien la mantequilla, probamos de sal, si hace falta añadimos una pizca y reservamos.

      Huevos benedictinos o Benedict 1
    • Preparamos el pan y el bacon

      Si hemos conseguido panecillos tipo muffins ingleses, los partimos por la mitad. Si tenemos otro pan vamos a cortar cada rebanada con un cortador redondo. Untamos los panecillos con un poco de mantequilla y los tostamos un poco en una sartén.

      Calentamos una sartén antiadherente y doramos las lonchas de bacon, sin usar aceite, hasta que estén crujientes.

    • Hacemos los huevos escalfados

      Ponemos el agua y el vinagre a calentar y cuando hierve apagamos el fuego. Rompemos un huevo a la vez en un cuenco, con cuidado de no romper la yema, y con delicadeza lo echamos en el agua. Dejamos que se cocinen 3 minutos, los retiramos con una espumadera y mucho cuidado y los pasamos inmediatamente a un bol con agua fría durante unos segundos para cortar la cocción.

      Repetimos esta operación con los 4 huevos.

    • Montamos los huevos benedict

      Ponemos el pan tostado como base, por encima 2 lonchas de bacon, el huevo escalfado y una cucharada abundante de salsa holandesa. Si os gusta decoramos con perejil.

      Huevos benedictinos o Benedict 2

    El origen de los huevos Benedict

    Los huevos a la benedict, como muchas recetas con «nombre y apellido» tienen un origen incierto, y existen varias versiones.

    Hay quien cuenta que un corredor de bolsa llamado Lemuel Benedict a finales del siglo XIX pidió en el famoso Waldorf Hotel de Nueva York una cura para su resaca, solicitando «una tostada con tocino, huevos escalfados y salsa holandesa». El maitre del hotel habría reemplazado la tostada por los muffins ingleses dando origen a la receta.

    Pero hay otros «Benedict» que se adjudican la autoría de este plato, teniendo en común solo el origen estadounidense y la época, entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

    Leer También
    tostadas francesas receta
    En Pequeocio
    Tostadas francesas

    Los muffins ingleses, panecillos sin horno

    La receta de los huevos benedictinos original se hace con muffins ingleses, unos panecillos muy suaves que se cocinan en la plancha en vez del horno. Se venden hechos pero puede que no los encuentres fácilmente. En este caso tienes dos opciones: usar otro tipo de pan o hacer tus propios panecillos caseros ingleses.

    Receta muffins ingleses

    Ingredientes para 9 panecillos: 250 g de harina de trigo; 5 g de levadura fresca de panadería; 5 g de sal; 30 g de mantequilla; 15 g de azúcar; 75 ml de leche; 75 ml de agua; 10 ml de aceite.

    Preparación: en un bol mezclamos la harina, la levadura desmenuzada, la sal y el azúcar. Templamos la leche y el azúcar y añadimos lentamente al bol, mezclando para formar la masa. Al final incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente y amasamos hasta obtener una masa lisa. Tapamos con un paño y dejamos reposar hasta que doble su volumen. Aplastamos un poco con las manos para eliminar el gas, y luego con un rodillo extendemos a 2 cm de espesor. Cortamos 9 panecillos con un vaso o un cortador, cubrimos y dejamos crecer 30 minutos.

    Calentamos una sartén antiadherente o una plancha engrasada con unas gotas de aceite. Cuando está caliente disponemos con cuidado los muffins, tapamos la sartén y dejamos cocinar a fuego medio 8 minutos por lado.

    Leer También
    receta tortitas americanas
    En Pequeocio
    Tortitas americanas

    Consejos para hacer huevos benedictinos perfectos

    • Como hemos dicho, si no tenéis los típicos panecillos (muffins) y no queréis hacer pan casero, podéis sustituirlos por pan de molde y con un molde redondo cortar cada rebanada de pan, de esta manera nos quedarán perfectos.
    • Para preparar los huevos escalfados es muy importante controlar la cocción y tener al lado un recipiente con agua bien fría donde los pondremos inmediatamente para cortar la cocción y que las yemas queden bien jugosas.
    • Si os gusta podéis reemplazar el bacon con jamón de York, os aconsejamos dorarlo de cualquier manera en la sartén.
    • La salsa holandesa es una salsa que se consume templada y hay que prepararla en el momento porque no se puede calentar.

    Ya solo os queda probar esta receta de huevos a la benedict en alguna ocasión especial o como cena rápida y original.

    VOTA ESTA RECETA

    ¡Comparte!

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on pinterest
    Share on email
    Share on whatsapp

    Recibe nuestro newsletter semanal gratis​

    Entérate antes que nadie de las novedades, premios y sorpresas que tenemos reservadas para nuestros suscriptores