Muchas veces es difícil encontrar un regalo original y económico para agasajar a nuestros compañeros de trabajo o a los amiguitos de nuestros peques. No sé si a vosotras os pasa, pero a mí me gusta hacer pequeños detalles para Navidad.

Por eso, me encantó esta manualidad de Navidad. ¿Qué os parece regalar un muñeco de nieve y un dulce? Seguramente, arrancaréis más de una sonrisa con este tierno regalito.

No es necesario hacer un gran regalo para sorprender a alguien. A veces, un simple detalle alegra el día de otra persona. Navidad es una época preciosa, pero repleta de gastos. El bonito muñeco de nieve que os traemos hoy es perfecto para envolver un regalo bien dulce de una manera original.

Utilizando papel y los retazos de tela que tengáis en casa podéis crear estos divertidos muñecos de nieve que pueden adaptarse a casi cualquier cosa. Así, podréis regalar un chocolate, una bolsa de chuches, palomitas para microondas o incluso, latas de café.

Para los sombreros, queda muy bien utilizar guantes o calcetines de lana viejos; mientras que para las bufandas, cualquier trozo de tela quedará perfecto. Un par de botones, unos pompones y una carita sonriente dibujada y ¡listo!

¿Os gusta esta idea para Navidad?

Vía: Laurie Furnell