Cada vez queda menos para el Día del padre, y todos sabemos que a los niños les encanta regalar algo que hayan hecho ellos mismos (muy listos: saben que después lloverán los besos y los oooh, aaah). Mis hijas son aún un poco pequeñas para esta manualidad infantil, pero me ha encantado ¡sobre todo por lo fácil que es!

Sólo necesitas uno de esos botes de cristal que solemos guardar las madres ‘por si acaso’, algún muñequito que a tu pequeño le haga especial gracia, lentejuelas o purpurina de distintos colores y formas, y pegamento.

Pide a tu pequeño que pegue el muñeco a la parte interior de la tapa del bote y dejad que se seque bien. Mientras, llenad 3/4 partes del bote de agua y echad un par de cucharadas de lentejuelas de formas y colores. Cuando el muñeco esté bien pegado, volved a cerrar el bote. Lo mejor es que selléis también la tapa con pegamento, para evitar ‘accidentes’.

Envolvedlo bien en papel de regalo… ¡y ya tenéis el regalo perfecto para papá!

¿Qué os ha parecido?… Os traeremos más manualidades para el Día del Padre ¡estad atentos!

Vía: Babyccino Kids

Regalos para el día del padre: bola de nieve
¡VOTA SI TE HA GUSTADO!