Hoy vamos a hablar de una de las peores pesadillas de un padre: ¿qué hacer si el niño se pierde? De sólo imaginar que mi hijo se puede extraviar, me entra pánico. ¿Y a vosotros?

Habitualmente los papis creemos que nunca nos va a pasar que nuestro hijo se pierda. Seguramente os ha pasado de ver a algún padre desesperado llamando a los gritos a su hijo en pleno centro comercial o encontrar a un niño pequeño llorando en el supermercado. Y seguramente también os habéis dicho a vosotros mismos que eso nunca os pasará. Lamentablemente, a pesar de todos los cuidados que tengamos, nunca estamos exentos de un descuido que termine en nuestro hijo extraviado.

Por eso, hoy queremos hablar de seguridad infantil y qué hacer si el niño se pierde. No os perdáis este post, de cara a las vacaciones infantiles

Cómo minimizar el riesgo de que el niño se extravíe

1. Vigilancia estrecha pero ¡no excesiva!

Seguridad infantil: ¿qué hacer si el niño se pierde?

Es fácil decirlo pero difícil hacerlo. Os recomendamos tener siempre en vista a vuestros hijos pero sin asfixiarlos. Por ejemplo, si estáis en el parque nunca les quitéis los ojos de encima, aún cuando converséis con otros padres. No es necesario que persigáis a vuestros hijos pero tenedlos siempre dentro de vuestro campo visual. Para ello, evitad el uso de móviles cuando estéis en lugares abiertos con los niños y ellos no estén de la mano ni en el cochecito.

Si el paseo es en familia, siempre uno de los padres debe estar al 100% con los niños. Nunca deis por sentado que vuestra pareja los vigila, aclaradlo entre vosotros para evitar accidentes y desatenciones.

2. En la calle, siempre de la mano

Es una observación obvia, lo sé, pero muchas veces cedemos a los pedidos de nuestros hijos, sobre todo cuando son mayorcitos e insisten e insisten sin parar. En la calle, los niños siempre deben ir cogidos de la mano de sus padres para evitar perderse y sino, ya sabéis, ¡tenedlos siempre en vista!

3. Enseñarle al niño a actuar en caso de perderse

Es recomendable que enseñéis al niño a actuar en caso de extraviarse, como por ejemplo a permanecer en el sitio y gritar o llorar fuerte para llamar la atención. Si el peque comienza a caminar buscando a sus padres, lo más probable es que se aleje cada vez más de ellos, mientras que si se queda en el lugar, sus padres al desandar el camino, lo encontrarán.

Además, debéis enseñarle a vuestros peques que nunca pero nunca deben cruzar una calle solos.

4. Enseñar al niño su nombre y los de sus padres

En caso de perderse, el niño debe saber cómo se llama y cómo se llaman sus padres para poder brindarle al oficial o a la persona que lo ayude esa información.

5. Un teléfono de contacto

Seguridad infantil: ¿qué hacer si el niño se pierde?
Vía: etic-etac

Siempre es recomendable que el niño sepa un teléfono de contacto de sus padres o, en su defecto, tenga en algún lugar la información para contactar con ellos. Si vuestros hijos tienen móvil, no olvidéis de guardar vuestros teléfonos allí.

Unos tatuajes de seguridad o una pulsera identificativa como las de la imagen pueden ser buenas opciones para estas situaciones. En las pulseras, podéis escribir vuestra información de contacto y como tienen cierre de seguridad, os quedaréis tranquilos porque el niño no podrá quitársela. Si os interesan, podéis conseguirlas en etic-etac.

6.  Vestir al niño con ropa llamativa

Si pensáis visitar lugares de gran concurrencia, como Disneyland, vestid a vuestros hijos con ropa de colores llamativos y tomadles una fotografía antes de empezar el paseo. En caso de que el niño se extravíe, no dudaréis al describir su vestimenta y además, los colores llamativos os ayudarán a localizarlos entre la gente.

7. Mochilas con correas extensibles

¿Habéis visto alguna vez esas mochilas con correas extensibles? Cuando no tenía hijos, me asombraba que la gente las usase. Pero ahora lo entiendo: en lugares con mucha gente, pueden ser una buena manera de evitar que nuestros hijos se suelten de nuestras manos y se pierdan.

8. Pedir ayuda

Este paso es difícil porque siempre les decimos a los niños que no deben conversar con extraños. Pero debemos enseñarles a pedir ayuda en caso de perderse. ¿A quién? Pues a un policía si los hay o a algún padre o madre con niños. Cuando paseéis con los peques, explicadles a quién podrían pedirle ayuda, señaladles a esas personas e incluso, preguntadles qué harían si se perdiesen, a quién le pedirían ayuda y demás.

Qué hacer si el niño se pierde

Seguridad infantil: ¿qué hacer si el niño se pierde?

1. Intentar mantener la calma

Fácil decirlo, difícil hacerlo, lo sé. Pero respirad profundo e intentad mantener la calma.

2. Registrar visualmente la zona

Mirad atentamente a vuestro alrededor y llamadlo en voz alta por su nombre.

3. Preguntar a la gente que os rodea

Preguntadle a la gente a vuestro alrededor si a han visto a un niño vestido de X manera por allí.

4. Desandar el camino

Si estábais caminando por la calle y no os distéis cuenta cuando vuestro hijo se perdió, desandad el camino para ver si lo encontráis. Si vuestro hijo sabe que debe quedarse donde se perdió, lo encontraréis fácilmente.

5. Dar aviso a las autoridades

En los centros comerciales o supermercados, avisad a las personas de seguridad para que llamen al niño por su nombre y los dependientes y visitantes estén alertas por si encuentran a un pequeño extraviado.

En la calle, acercaos al personal de Guardia Civil para que os ayude en la búsqueda.

Cuando encontréis al niño, abrazadlo y tranquilizadlo, decidle cuánto lo queréis y lo contentos que estáis de haberlo encontrado. Más tarde, con tranquilidad, podéis hablar con él y explicarle que nunca debe alejarse de vosotros.