La necesidad de protegernos y proteger nuestro entorno familiar inmediato, ha disparado la demanda de seguros de salud familiares en los últimos años.

A diferencia de un seguro de salud particular, un seguro de salud familiar resulta muy ventajoso, ya que a medida que van cambiando las prioridades en el núcleo familiar, las pólizas se pueden adaptar fácilmente. Además, también está el hecho de que muchas aseguradoras ofrecen buenas coberturas para jóvenes, adultos y ancianos a precios accesibles.

¿Qué ventajas nos ofrecen los seguros de salud familiares?

Cuando se tienen hijos o el núcleo familiar aumenta, las necesidades sanitarias del hogar cambian, demandando así nuevas prioridades de salud. Por ende, ya un seguro individual se nos hará insuficiente, pues la prioridad es asegurar la salud de todo nuestro entorno inmediato. Es aquí cuando nos resultará idóneo contratar un seguro de salud familiar.

Veamos a continuación algunas de sus ventajas:

Mayor flexibilidad

Un seguro familiar nos permitirá disponer de un horario médico más extenso y flexible a fin de reducir los imprevistos de salud que puedan surgir (sobre todo en niños y personas de la tercera edad). Además, también podemos elegir el centro asistencial donde acudiremos e inclusive, podemos designar los médicos de cabecera y especialistas.

Otro punto importante a destacar es que con este tipo de seguros, contaremos con muchas más especialidades, servicios de urgencia y diferentes exámenes médicos. No debemos olvidar que muchas aseguradoras cubren también otros servicios médicos como consultas médicas a domicilio, chat médico y videoconferencia.

Te puede interesar
Fiebre infantil: guía para padres
En Pequeocio
Fiebre infantil: qué hacer y qué no hacer

Ahorro

Otra ventaja que nos brindan los seguros médicos familiares frente a los seguros de salud individuales, es que nos permite reducir costes y ahorrar dinero. ¿De qué manera se consigue esto? Pues a mayor número de asegurados las primas se reducen, también gozaremos de facilidades de pago, pues estos seguros generalmente son anuales y se pueden pagar por adelantado. Esto no significa que no podamos pagar de manera fraccionada, ya sea mensual o trimestralmente.

Cobertura total para recién nacidos y niños en sus primeros años

Los seguros de salud familiar cubre todos los gastos (muchas veces de manera gratuita) en el caso de los recién nacidos, aunque no todas las aseguradoras lo hacen de la misma manera. Algunas solo cubre hasta 30 días, mientras otras solo lo hacen hasta que el neonato sea dado de alta por el médico.

Te puede interesar
Volver a casa con un recién nacido
En Pequeocio
Volver a casa con un recién nacido

Por otra parte, los niños en sus primeros años están también cubiertos en cuanto a su calendario de visitas médicas y sus respectivas vacunas. Además, podremos elegir el o la pediatra de cabecera que atenderá a nuestros pequeños.

¿Qué debe cubrir un seguro médico familiar?

seguro de salud familiar

Si bien cada miembro de la familia tiene distintas necesidades y estados médicos, un seguro médico familiar debería cubrir por lo menos las siguientes especialidades:

  • Pediatría
  • Hospitalización
  • Urgencias
  • Cobertura dental
  • Psicólogo
  • Fisioterapia
  • Pre-parto
  • Reproducción asistida
  • Tratamiento del dolor
  • Traumatología

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar un seguro médico familiar?

Usar un comparador de seguros en línea

Los servicios de comparación de seguros online resultan ser una excelente herramienta a la hora de contratar un seguro. Ya que estas soluciones digitales nos permitirá comparar diferentes seguros y pólizas a fin de elegir el que más nos conviene. Además, con estos servicios no tendremos que estar visitando aseguradoras para saber las ofertas que tienen disponibles.

Necesidades reales

Debemos ser muy sinceros a la hora de contratar un seguro de este tipo, pues si no vamos a necesitar acudir mucho al médico, un seguro con copago nos resultará un poco más económico y suficiente. Por el contrario, si entre los asegurados hay niños, ancianos o familiares que padecen condiciones médicas como asma, problemas cardíacos, ansiedad, etc. lo mejor será contratar un seguro sin copago, ya que lo más probable es que hagamos uso regular del seguro.

5/5 - (4 votos)