Guardar el calzado puede ocasionar más de un dolor de cabeza. Muchas veces no entran en los armarios y al final, quedan tirados en el suelo del dormitorio infantil, mezclados entre cochecitos, muñecas y otros juguetes.

Hoy os traemos una simpática idea de decoración infantil que os ayudará a mantener el orden y además, ¡queda monísima! No os perdáis estos curiosos y económicos zapateros.

Los cajones de madera que podéis conseguir en cualquier casa de decoración (e incluso, podéis pedir en la frutería que os los regalen) pueden transformarse en unas prácticas estanterías infantiles.

Si conseguís los cajones de la frutería, lo primero es limpiarlos bien a fondo con un paño con agua y jabón y dejarlos secar. Luego, sólo es cuestión de coger pintura y pincel y poner manos a la obra. Pintad cada cajón de un color diferente, para crear una decoración infantil más divertida, y barnizadlos para darles brillo y protegerlos. Colgad cada uno con ayuda de clavos y ¡listo!

La buena noticia es que estos cajones os servirán como zapateros si los colgáis con el fondo de la caja contra la pared y como estanterías “guarda juguetes” si los colocáis con el fondo hacía el suelo y les colocáis unas ruedas. También podéis utilizar cestos de mimbre, si os gusta más la estética.

¿Qué os parecen estos originales zapateros?

Vía: PoeMa Bat Soilik