Experimentos caseros, los colores y la luz

Experimentos caseros con la luz

¿Sabíais que los colores primarios luz son el verde, el azul y el rojo? Seguro que sí, y si no lo aprenderemos junto a los peques con estos divertidos experimentos caseros sobre los colores y la luz que os enseñaremos hoy.

Los experimentos caseros son un gran modo de aprender, porque lo que se experimenta y se prueba a través de la experiencia difícilmente se olvida. Es así también para aprender sobre los colores, en este caso los colores luz, diferentes a los clásicos colores pigmento cuyos colores primarios son el amarillo, el azul y el rojo… ¿aprendemos con los peques sobre colores luz con estos experimentos para niños?

Experimentos caseros, los colores y la luz

Antes de hablar del experimento propiamente dicho, vale la pena explicar un poquito de qué se trata esto de los colores luz. Como sabemos, podemos percibir los colores de cualquier objeto gracias a que la luz se refleja sobre ellos. El ojo humano está compuesto por células fotosensibles (sensibles a la luz), llamadas conos y bastones, que son las que nos permiten ver. Los conos son los responsables de la visión del color y los hay de tres tipos, uno sensible a la luz roja, otro a la luz verde y otro a la azul. Debido a ello son estos tres colores los considerados colores primarios luz. La suma de estos tres colores compone la luz blanca, y las mezclas parciales de estas lucen dan lugar a todos los demás colores del espectro visible.

¿Entendido? Como veis funcionan de manera diferente de los colores pigmento, los que normalmente aprendemos en el cole y se usan para pintar, en las tintas de impresión, etc. Ahora bien, esta explicación teórica que puede parecer algo complicada se entiende en un periquete con este divertido experimento casero:

En este vídeo vemos cómo la suma de los tres colores produce la luz blanca, y en cambio las sumas parciales van produciendo otros colores. Podemos hacerlo en casa de manera sencilla usando 3 linternas, y cubriendo la luz con celofán rojo, azul y verde. Luego necesitamos una superficie blanca para apuntar las luces, mejor si algo lúcida, pero también puede ir bien la pared. Los peques podrán ir apuntando las linternas y viendo qué sucede con la luz, cuáles colores se producen al mezclarse los tres primarios, etc. En la primera imagen hemos visto un ejemplo del experimento realizado de manera sencilla con linternas.

Si queréis también podéis incluir linternas con otros colores, aunque os recomendamos hacer este experimento con los colores primarios luz para no confundir a los peques.

¿Qué os parece?

Imagen principal: Teach Beside Me – Vídeo: bockphysics

video

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)