¿Necesitas comprar una mochila escolar para la vuelta al cole? Hoy te damos algunos consejos para que comprar una mochila infantil ¡no sea misión imposible!

Si te preocupa la salud de la espalda de tus peques, no puedes perderte este post. Te contamos qué debes observar antes de comprar las mochilas escolares. ¿Nos acompañas? 

Mochilas escolares: ¿cómo elegir la mejor?

Escoger la mejor mochila infantil para nuestro hijo puede parecer sencillo pero… ¡no lo es tanto! En el mercado hay un sinfín de modelos diferentes: con ruedas, con correas, cuadradas u ovaladas, de plástico o de tela… Veamos juntos a qué debes prestarle atención a la hora de comprar la nueva mochila escolar:

Elegir mochilas infantiles
Imágenes: Tutete

1. El tamaño y el peso de la mochila infantil

¿Sabías que la mochila debe elegirse en función del tamaño de tu hijo? Antes de comprar verifica que la mochila no supere la cintura de tu pequeño. Una mochila para estar bien colocada debe quedar ubicada a la altura de los hombros y terminar unos 5 cm. antes de la cintura. Si la mochila supera la cintura, ¡es demasiado grande para tu pequeño!

Otra cosa que debes observar es el peso: es importante que la mochila sea resistente, claro que sí, pero una mochila muy pesada será difícil de llevar para tu hijo. Diferentes estudios sostienen que el peso de la mochila cargada no debe superar el 10% del peso de tu hijo así que ¡escoge una mochila fuerte pero liviana!

2. Compartimentos para una mejor distribución de peso

A más compartimentos, la distribución de peso será más homógenea. Por eso es recomendable que compres mochilas con dos o más compartimentos. Recuerda que los libros deben ubicarse siempre en la parte posterior de la mochila, contra el respaldo de la misma, y en la parte delantera los objetos más livianos.

Mochilas escolares, cómo elegir
Imágenes: Tutete

3. Correas y respaldo acolchado

Si piensas escoger una mochila de correas, observa que estas sean anchas y fuertes, acolchadas y regulables para permitir el mejor ajuste al cuerpo de tu hijo. Algunos modelos incluso cuentan con correas delanteras a la altura del pecho o de la cintura que permiten distribuir aún más el peso. No olvides revisar que el respaldo sea también acolchado.

En el caso de los más pequeños de la familia, no es tan importante verificar este punto ya que los papis solemos llevar la mochila y colocarla dentro del aula en la guarde.

4. Materiales impermeables, una buena inversión

Las mochilas de tela suelen ser más económicas pero ¡si llueve, lo barato sale caro! Opta por mochilas en materiales impermeables ¡sin dudarlo!

5. Mochilas con ruedas si no hay escaleras o trayectos largos

Las mochilas con ruedas son súper prácticas y pueden parecer más seguras para la espalda de los peques pero su uso prolongado podría provocar problemas de muñeca según algunos estudios médicos. Por eso te recomendamos que elijas esta opción sólo si tu hijo no debe subir escaleras con ella (ya que su peso es superior a una mochila de correas) y si no debe llevarla durante largos trayectos (caminando desde el cole a casa por ejemplo).

Esperamos haberte ayudado en la elección de la mochila para la vuelta al cole.

Imagen: KooKoo Birds Kids