La decoración para habitaciones infantiles da mucha tela para cortar. Podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación y animarnos al color, las formas extravagantes, las fantasías… Y crear por ejemplo ¡una habitación infantil para fanáticos de los coches!

Lo más importante a la hora de pensar en decorar una habitación para niños es…¡pensar en ellos! Debemos crear un espacio donde puedan ser libres de jugar con comodidad, donde puedan encontrar fácilmente sus cosas, y donde puedan desatar toda su energía sin miedo a estar rompiendo o arruinando algún mueble muy bonito pero poco resistente. Y si nuestro peque tiene una pasión, ¡a explotarla! Si es fanático de los coches, podemos hacer para él una habitación temática, ¡será como dormir todos los días en un parque de diversiones!

Ya en otras ocasiones os hemos dado ideas para habitaciones temáticas, como este dormitorio para pequeños escaladores. Hoy nos dedicaremos a los dormitorios para fanáticos de los coches.

Me encantó la habitación infantil de la imagen principal: un dormitorio muy sobrio, donde el negro, el blanco y el amarillo dominan. Pequeños detalles nos hablan del mundo de los coches, como la fantasía a cuadros de los cojines y el banquito, y las pegatinas sobre los muebles. Lo bueno de este dormitorio es que, llegado el momento, fácilmente podemos quitar estos detalles y tendremos una habitación neutra perfectamente decorada.

 

Habitaciones infantiles para fanáticos de los coches

Esta cama es el sueño de todo niño amante de los motores. Podéis ver como el resto de la decoración infantil es muy simple, para enfatizar el objeto más importante de la habitación que es la cama. Además podemos construirla personalizando una cama normal, con algunos paneles de madera y pintura.

 

Habitaciones infantiles para fanáticos de los coches

En este caso la ambientación está basada en los textiles. Mirad que bonito el papel pintado, si lo usamos en una sola pared, podemos crear el efecto de un mural.

 

Habitaciones infantiles para fanáticos de los coches

Esta dormitorio es ideal para niños pequeños, ya que los cochecitos tienen un diseño muy simple e infantil, y dan el toque de color a una habitación con tonos muy claros, muy luminosa.

Habitaciones infantiles para fanáticos de los coches

Esta cama es muy parecida a la de la segunda imagen, pero podemos ver como la atmósfera cambia completamente gracias a la elección del blanco como color predominante y los toques vintage de los juguetes que se ven en el fondo.

Habitaciones infantiles para fanáticos de los coches

La idea de usar una pista de cochecitos como decoración en la pared me pareció genial, inclusive podríamos pegar algún cochecito verdadero sobre la pista, o continuarla sobre el piso para que los niños jueguen.

Habitaciones infantiles para fanáticos de los coches

Si tenéis la suerte de contar con una habitación tan grande como esta, un mural que cubra toda la pared puede ser una buena opción. Seguid el ejemplo de esta imagen y mantened el resto de la decoración muy esencial.

Habitaciones infantiles para fanáticos de los coches

Cochecitos por doquier en este bonito dormitorio infantil donde reina el verde y la madera. Dos ideas para copiar: la franja blanca en la pared a modo de calle y la alfombra a forma de coche.

Habitaciones infantiles para fanáticos de los coches

Otra opción ideal para los más grandecitos. El negro y el vintage reinan en esa habitación elegante. ¿El detalle ganador? Los reflectores que simulan los faros del coche.

Como habréis visto, hay para todos los gustos y todas las edades, ¿cuál es vuestra preferida?

Fuentes: Mommo Design, Pinterest, Pinterest, Studio tout petit.