¿Cuantas veces vuestras hijas os han pedido que les compraseis una cocinita de juguete? ¡Es el juguete que todas queríamos por Navidad! Los catálogos siempre tenían una página llena de cocinas infantiles y éste era el regalo perfecto; grande, de colores y con muchos accesorios donde poder imaginar y jugar a ser mamás.

Cada día vuestras niñas os ven cocinar y preparar deliciosos platos en la cocina y, ¿qué niña no juega a ser mayor? En este post, os vamos a enseñar algunos ejemplos de cocinas de juguete de ensueño. ¡No os perdáis las imágenes!

Además de ser un juguete con el que divertirse y convertirse en parte de la decoración infantil, también es una buena forma para que las peques fomenten la imaginación y la creatividad. Es muy beneficioso que desde pequeños intentemos estimular a nuestros hijos con juguetes que fomenten y potencien la imaginación, creatividad y el pensamiento lógico de éstos.

cocina-de-juguete-pequeña

También es importante crear un espacio de juego dentro la habitación infantil de nuestros hijos para que puedan divertirse jugando y ésta no solo sea un espacio para dormir o hacer deberes. Si no disponemos de una habitación de juegos o playroom, un pequeño espacio en su dormitorio bastará para que ellos, o en este caso ellas, puedan jugar con su cocina de juguete.

Creando positivamente este espacio de juego, conseguiremos a su vez que nuestras peques hagan de su habitación un lugar especial donde podrán diferenciar la hora de estudio con la hora de juego y donde sus juguetes y cosas preferidas estarán en su propia habitación, su espacio privado. Al estar en la intimidad, podrán hacer volar la imaginación y sentirse cómodas sin que nadie las mire y esto afectará de manera positiva en su desarrollo.

Como ya he comentado, no hay que preocuparse por el tamaño que puedan ocupar las cocinas de juguete, las hay de muchos tamaños y tipos, y si lo que queremos es que ésta se amolde a su habitación, podemos crearla nosotros mismos con la ayuda de nuestra peque. En la imagen superior, podemos ver como una simple estantería de pared puede convertirse en una cocinita si le echamos un poquito de tiempo y maña. ¿Os atrevéis?

Cocinas de juguete para niñas

Con la clásica estantería de cajones, perfectamente podemos personalizar una estantería infantil y crear nuestra cocina en ella. Con unas láminas decorativas o adhesivos de colores, podemos recortar y crearla a nuestro gusto. Dependerá de la maña de cada uno. Pero siempre se puede conseguir algo bonito que se amolde a lo que nuestra pequeña quiera. Además, si se hacen mayores, solo bastará con quitar los adhesivos y la estantería volverá a su ser.

También podemos utilizar dos mesillas de noche, y con paciencia y buena mano crear algo tan espectacular como esto. ¿Quién diría que ésta súper cocina infantil está hecha con dos mesillitas?

cocina-juguete-antes

cocina-juguete-después

¿Cuál de estás cocinitas de juguete es vuestra preferida?

Vía: betteraftermommo-designmommo-design