¿Sabéis esas cajitas de perros para regalar que aparecen en toooodas las películas americanas? Pues navegando por Internet he descubierto este disfraz casero que me ha parecido genial, aparte de original y facilísimo de hacer.

Tan sólo necesitáis una caja de cartón, tres o cuatro peluches y tejido de peluche de color marrón y blanco.