El estudio de la Prehistoria se divide en dos grandes etapas, la Edad de Piedra y la Edad de los Metales. Esta división se relaciona con la evolución tecnológica, y como es claro ya desde su nombre, la Edad de los Metales se corresponde con el periodo en que el hombre comenzó a utilizar los metales como materia prima para fabricar objetos.

Se trata de una época de grandes cambios, la etapa final de la Prehistoria. Vamos a ver cuáles son las principales características de esta edad en general, sus etapas y las características particulares de cada una de ellas.

A qué llamamos Edad de los Metales

Hemos dicho ya que la Prehistoria se divide en dos grandes etapas tecnológicas, la Edad de Piedra y la de los Metales. Pero tal vez sea útil refrescar algunos conceptos antes de seguir:

¿Qué es la Prehistoria?

La Prehistoria es el periodo de la historia que va desde la aparición de los primeros homininos (los antecesores del homo sapiens) hasta el momento en que aparece la escritura (los primeros registros escritos de los que tenemos constancia aparecieron en Oriente Medio y datan alrededor del 3.300 a.C.)

La primera etapa de la Prehistoria es la Edad de Piedra, que abarca desde que los seres humanos comenzaron a elaborar herramientas de piedra, hasta el descubrimiento de los metales.

Características de la Edad de los Metales

La Edad de los Metales es el periodo que sigue a la Edad de Piedra, en el que los seres humanos comenzaron a utilizar los metales para fabricar herramientas.

Ya en el Neolítico (el último periodo de la Edad de Piedra), el ser humano comenzó a trabajar los metales tal y como los encontraban, moldeando herramientas por martilleado. Pero comenzamos a hablar de Edad de los Metales cuando aparecen los procesos metalúrgicos, es decir cuando los metales comienzan a ser fundidos para ser luego utilizados.

Hay que tener en cuenta que los avances tecnológicos y culturales que marcan el paso entre una edad y otra no se produjeron contemporáneamente en las varias regiones del mundo. Convencionalmente, se considera que la Edad de los Metales comienza en el VI milenio a.C. con las primeras evidencias de fundición del cobre (en Asia), y termina en el I milenio a.C.

Durante la Edad de los Metales se produjeron cambios fundamentales en la historia de la humanidad:

  1. Nacimiento de la metalurgia: cuando el hombre descubre que puede fundir los metales para aislarlos, limpiarlos de impurezas y darle forma, comienza una nueva edad tecnológica. Posteriormente, en la Edad del Bronce, los seres humanos comienzan a alear (mezclar) los metales para dar vida a otros más resistentes.
  2. Agricultura: durante esta Edad se inventa el arado y el canal de riego, dos elementos que darán un enorme impulso a la agricultura. La utilización de los metales para fabricar las herramientas mejora la productividad y la calidad del trabajo.
  3. Rueda: un invento fundamental en la historia de la humanidad. El comercio se vio ampliamente beneficiado, ya que se podía transportar cargas mayores en menos tiempo y con menor esfuerzo.
  4. Navegación: la invención de la vela permite construir barcos más grandes, con más espacio para transportar personas y mercancías.

Etapas de la Edad de los Metales

La Edad de los Metales se divide en tres etapas, que corresponden al descubrimiento y el la utilización de diferentes metales:

  1. Edad del Cobre
  2. Edad del Bronce
  3. Edad de Hierro

A continuación vamos a hablar de cada una de ellas.

La Edad de Cobre

Edad de los metales

La Edad del Cobre o Calcolítico, de manera simplificada coincide en la mayor parte de Europa con la segunda mitad del IV milenio a.C. y casi todo el III milenio a.C. Como hemos dicho, las primeras evidencias de fundición del cobre se han encontrado en Anatolia y en los Montes Zagros, ambos en Asia. Por lo que tradicionalmente, se establece el comienzo de la Edad de Cobre alrededor del 6.500 a.C.

En esta primera etapa, el hombre trabaja el cobre, el oro y la plata, sin dejar de utilizar los materiales que conocía hasta el momento. Inicialmente se trabaja el metal nativo, es decir tal cual se lo encontraba, martilleándolo en frío para dar forma a puntas de flecha, instrumentos para arar la tierra, vasijas y objetos ornamentales. Siglos después se descubrió que el cobre podía ser extraído de otros minerales por medio de la fundición. El objeto de cobre fundido más antiguo del que se tiene conocimiento fue encontrado en los Montes Zagros (Irán) y se data en el 4.100 a.C.

Características de la Edad del Cobre

  • Inicia alrededor del 6.500 a.C. y finaliza alrededor del 2.500 a.C.
  • Nace la metalurgia
  • Los metales más utilizados son el cobre, la plata y el oro
  • La agricultura y la ganadería se desarrollan gracias a la utilización de herramientas de metal más eficaces.

La Edad de Bronce

Edad de los Metales
Vaso de plata y bronce procedente de la región de Lagash III milenio a. C..

La experimentación con la fundición llevó al descubrimiento de que uniendo diferentes metales se podía llegar a obtener materiales más resistentes. Así nació el bronce, una aleación de cobre y estaño. Se cree que fueron los egipcios los primeros en darse cuenta de que añadiendo estaño al cobre se mejoraban sus cualidades: el bronce es más duro, tiene un punto de fusión más bajo y es más perdurable.

Durante la Edad del Bronce se perfeccionan las técnicas metalúrgicas y se comienza a crear objetos en grandes cantidades. Por ende crece la demanda de metales, y se comienza a comercializar, expandiéndose en Asia, gran parte de Europa y el norte de África.

Características de la Edad del Bronce

  • Inicia alrededor del año 2.500 a.C. y finaliza alrededor del 1.500 a.C.
  • Se inicia el proceso de aleación de los metales.
  • Nacen sociedades más complejas y organizadas.

La Edad de Hierro

A pesar de que el hierro es el cuarto elemento más abundante en la corteza terrestre, se comenzó a darle uso mucho más tarde que otros metales. El material era conocido, pero solo el «hierro meteórico», es decir el que procede de meteoritos, y era considerado un material valioso, como una joya. Las primeras evidencias de hierro trabajado fueron encontradas en Turquía, y se datan en el III milenio a.C. Por textos escritos en tablillas cuneiformes se sabe que los Hititas fueron los primeros en controlar e, incluso, monopolizar los productos de hierro fabricados a mediados del II milenio. Cuando el Imperio Hitita fue destruido hacia el 1200 a. C., los herreros se dispersaron por Oriente Medio, difundiendo su tecnología: de este modo comienza la Edad del Hierro en el Próximo Oriente.

La mayor diferencia (y dificultad) entre la elaboración de cobre y bronce con el hierro están en la necesidad de hornos con mayor temperatura. El inicio de la explotación del hierro supuso un gran salto tecnológico no solo en la metalurgia. Siendo un material abundante, es también más económico, por lo que fue mucho más accesible y sencillo tener herramientas y armas en gran cantidad.

Características de la Edad del Hierro

  • Comienza alrededor del año 1.500 a.C. Se considera comúnmente que la Edad del Hierro en Europa finaliza con la aparición de la escritura.
  • Mejora la técnica metalúrgica, con hornos de fundición que alcanzan mayores temperaturas.
  • Se comienza a elaborar en Asia Menor, para luego trasladarse a Oriente Próximo y Europa.

La Edad de los Metales finaliza con la llegada de la Edad Antigua, es decir con el surgimiento y desarrollo de las primeras civilizaciones que tuvieron escritura.

Esperamos que te haya sido útil esta información sobre la Edad de los Metales; sigue aprendiendo con nosotros con nuestros recursos educativos: