Hoy queremos compartir con vosotros uno de esos experimentos para niños súper fáciles y con el éxito asegurado: ¡el globo danzarín!

Solo necesitaremos un ventilador y uno o más globos para comprobar la acción de un vórtice y divertirnos viendo bailar un globo por el aire, ¿queréis ver este experimento con globos?

Experimentos para niños, globo danzarín

Se trata de un experimento realmente sencillo. Necesitamos un ventilador que pueda orientarse hacia el techo, una cartulina grande, celo y varios globos. Solo tenemos que formar un cilindro con la cartulina, colocarlo sobre el ventilador (perfectamente orientado hacia el techo), colocar el globo dentro del cilindro y encender el ventilador. ¡El globo volará y danzará en el aire!

Podemos ir introduciendo más globos en el cilindro para ver hasta qué número de globos pueden “danzar” contemporáneamente. Este experimento pertenece al blog Babble Dabble Do, y os aconsejamos que veáis el vídeo que han realizado del experimento en acción aquí.

¿Qué sucede con el globo?

Los ventiladores funcionan aspirando el aire que los rodea y empujando el aire de nuevo hacia afuera. Como las aspas del ventilador giran con un movimiento circular, el “viento” que viene creado también se mueve en esta dirección, osea que es un vórtice. Cuando ponemos el globo en el vórtice logramos verlo, ya que de otro modo es imposible porque el aire es invisible. Podemos dar a los peques otros ejemplos de vórtices: tornados, huracanes, etc.

¿Os ha gustado?