¿Estáis buscando ideas para renovar habitaciones infantiles con poco presupuesto? Entonces estáis en el lugar correcto, porque con estas ideas para realizar cabeceros de cama pintados en la pared, podréis renovar la decoración infantil en un rato, con poco dinero, ¡y con mucha fantasía!

Ya en otra oportunidad os habíamos mostrado varias ideas de cabeceros de cama originalesEsta vez se trata de utilizar la pared y un poco de pintura para realizar un falso cabecero, por lo que podremos dejar andar nuestra fantasía sin ningún límite. ¿Queréis ver algunos ejemplos?

En la imagen principal podemos ver un cabecero digno de una princesa: color rosa, flores y arabescos crean un efecto muy bonito, que queda muy bien con el tono amarillo de la pared. También es muy interesante la idea de reproducir algún detalle del cabecero en otra parte del dormitorio infantil, en este caso la pantalla de la lámpara de mesa.

habitaciones infantiles cabeceros

En esta imagen podemos ver otra manera de usar el cabecero pintado. Se trata de simular un cabecero de forja, y aquí también el único límite es nuestra imaginación. Y si usamos un color bien llamativo, el resultado será muy alegre.

cabeceros de cama pintados en la pared

También podemos hacer un cabecero…¡que no sea cabecero! Si la cama apoya en la pared también de lado, podemos aprovechar para pintar por todo lo largo un respaldo, como si fuera un sillón.

pintar el cabecero en la pared

Podemos elegir un modelo que nos guste, un color que combine con la decoración del cuarto, ¡yponernos manos a la obra! Es una muy buena opción para dormitorios juveniles, pero si no confiáis en vuestro pulso firme, existen opciones similares de vinilos infantiles que podréis utilizar.

ideas para pintar los cabeceros en la pared

Esta idea me ha parecido súper original. ¡No necesariamente el cabecero debe tener forma de cabecero! Se trata en realidad de generar un espacio que enmarque la cama, y esta montaña compuesta por formas geométricas decora la pared por sí sola, sin tener que pensar luego en cómo completarla. Además con un poco de maña y cinta de carrocero, podemos componer esta montaña tan original.

cómo pintar un cabecero de cama en la pared

Este cabecero ‟minimal” es otra buena opción para habitaciones juveniles. En este caso debemos utilizar un color muy vivo y contrastante, por ejemplo un color neón.

cabeceros pintados para habitaciones infantiles

 

Esta idea me ha encantado por varios motivos: el tipo de dibujo impreciso hace que no nos debamos preocupar si no tenemos buen pulso o demasiada experiencia con los pinceles. El detalle del reloj verdadero clavado en la pared es muy divertido, se me ocurre que para una habitación infantil en blanco y negro como esta quedaría muy bien un reloj de color. Y la combinación con la ropa de cama…¡simplemente perfecta!

cabeceros pintados para camas infantiles

Por último, una idea muy romántica: rosas y flores para una habitación para niñas soñadoras. Notad el efecto dado por la sombra pintada por detrás del cabecero, con este sencillo detalle se logra que parezca ‟real”, como despegado de la pared.

¿Qué os han parecido estas ideas? ¿Hay alguna que responda a vuestro estilo? Ya sabéis que  pensamos en todos, así que si lo vuestro es el estilo romántico y principesco, no os perdáis estas camas con dosel que os hemos mostrado hace un tiempo. ¿Cómo son los cabeceros de la camas de vuestros peques?

Vía: Mommo Design, Pinterest, Decoración de recámaras, Designsponge, Arcadianhome, Improvised LifeHome Sick Design, Dreams and Wishes