Si estáis buscando una decoración divertida para el baño de los niños o para su dormitorio, ¡os encantará el taburete divertido que os proponemos hoy!

Como ya os contamos en un post anterior, un Ikea Hack es transformar los muebles de Ikea en algo único y personalizado, ¡ideal para decorar la habitación de los niños y dejar a todos con la boca abierta! No os perdáis este post…

Personalizar los muebles es muy divertido. ¡Podéis crear todo lo que se os ocurra! En este caso, os recomendamos convertir el taburete Bolmen de Ikea, que es súper práctico para que los peques lo utilicen en el baño ya que cuenta con una protección antideslizante para que se mantenga estable, en ¡un simpático monstruo!

Lo mejor de esta idea de decoración infantil es que necesitáis muy pocos elementos. Como leéis, tener un taburete personalizado os saldrá muy barato y veréis qué guapo queda en el baño o dormitorio infantil.

Ikea Hack: ¡un taburete muy divertido!

Para crear el taburete monstruo necesitáis un taburete Bolmen de Ikea, cuyo precio aproximado es de 6€, y pegatinas con distintas formas: de bigotes, de boca, de gafas, ¡lo que se os ocurra! Otra opción, si os animáis, es dibujar con rotulador indeleble. ¡Podéis hacerle pecas, bigotes, dientes, ¡lo que queráis!

Podéis utilizar los pequeños agujeros del taburete como ojos y decorar a su alrededor creando el monstruo que más os guste. ¿Será un monstruo feliz o enfadado?

¿Qué os parece esta divertida idea de decoración infantil? Si os ha gustado, os encantará la transformación de una cómoda en otro Ikea Hack.

Vía: mommo-design