Reconozco que cuando vi este papel pintado infantil ¡quedé totalmente enamorada! Me pareció un cuento de hadas perfecto para el sueño de cualquier peque, y cuando pude apreciar el detalle del papel con texturas y colores brillantes… ¡me terminó de conquistar!

A partir de aquí mi entusiasmo fue en aumento cuando fui descubriendo las infinitas opciones que existen para decorar la habitación infantil, por lo que hoy vamos a hacer un repaso de las ventajas de decorar habitaciones infantiles con papel pintado, además de algunos trucos y consejos que te van a resultar muy útiles antes de comprarlo.

¿Por qué elegir papel pintado para la habitación infantil?

papel pintado para habitacion de niñas
papelesdelos70.com

El papel pintado es una excelente opción cuando queremos aportar color, alegría y fantasía a la habitación infantil y queremos hacerlo de manera rápida. Además hoy en día hay papeles pintados súper lavables, a los que se les pueden quitar las manchas solo con un paño húmedo y un poco de jabón si hace falta, algo fundamental en la habitación de los niños.

Pero tal vez os estéis preguntando: ¿qué pasa cuando nos cansemos del diseño, o cuando los peques crezcan y quieran algo menos infantil? ¿Me costará mucho trabajo quitar el papel? Puede que tengáis en la cabeza esos viejos papeles pintados de cuando éramos pequeños, amarillentos por el paso del tiempo y despegados en algunas partes, pero súper pegados a la pared en otras ¡como si se hubieran fundido! Pues os digo enseguida: hay que quitarse esa imagen de la cabeza porque los papeles pintados de hoy en día brindan diferentes posibilidades, hay algunos fáciles de quitar en seco, es decir que no debemos humedecerlos para quitarlos; e incluso otros que tienen dos capas, una que se despega fácilmente y otra de base que queda pegada a la pared y sobre la que se puede volver a empapelar.

Tipos de papel pintado

papel pintado para bebes
papelesdelos70.com

Esta es otra de las grandes diferencias con los papeles pintados del pasado: además de tener una cantidad prácticamente ilimitada de diseños entre los que escoger -geométricos, con flores, con dibujos pequeños, con dibujos grandes, a color, en blanco y negro, con flores, y un infinito etc.- también se puede elegir entre diferentes materiales: efecto naturaleza con texturas naturales, de tela, efecto metálico, efecto cuero, con zonas brillantes, con texturas, ¡e incluso con efectos ópticos! La verdad es que no hay límites, es solo cuestión de osar.

textura papeles pintados infantiles
papelesdelos70.com

Mirad por ejemplo este papel con el marciano en su nave espacial, ¿no es precioso el toque de luz que le aporta la brillantina? Al reflejar la luz este tipo de papel parece brillar…

papel pintado infantil rayas colores
papelesdelos70.com

Además de la cuestión estética, también tenemos que pensar en qué tipo de papel pintado necesitamos según el ambiente y el uso que le daremos. Porque no es lo mismo empapelar una pared del corredor que la habitación de los niños, donde el papel tendrá que ser especialmente resistente y lavable, o el baño… ¡sí, se puede empapelar!. Por eso a la hora de escoger tendremos que prestar particular atención a las características técnicas del papel: resistencia a la luz, que sea difícilmente inflamable, que sea resistente al lavado, si hace falta preparar la pared de algún modo antes, etc.

¿Cuánto mide la habitación infantil a empapelar?

papelesdelos70.com

Ahora bien, ya habéis encontrado el papel pintado perfecto para vuestro proyecto, ha llegado el momento de comprarlo, pero… ¿cuántos metros necesitáis?. Para saberlo lo primero que tenemos que calcular es cuánto mide la habitación, o mejor dicho cuánto mide la o las paredes que vamos a cubrir. Vamos a usar un metro plegable o una cinta métrica, y vamos a medir la altura de la pared en varios puntos, porque aunque pueda parecer igual a la vista, puede haber un desnivel que no percibimos. Nos quedamos con la medida más alta, y luego medimos el ancho de la pared: esa es la medida que necesitaremos para calcular cuánto papel pintado hay que comprar.

Pero atención, porque si el papel tiene un patrón que tenemos que hacer coincidir necesitaremos más papel, os lo explicamos a continuación:

El rapport del papel pintado

papel pintado ciudad infantil
papelesdelos70.com

Este papel con casitas es un buen ejemplo de papel pintado con patrón: cuando unimos una tira de papel a otra, tenemos que hacer coincidir el dibujo. La medida de la repetición del patrón se llama rapport. También proporciona la información necesaria para casar con la tira de papel pintado contigua. Es decir que el rapport del papel nos indica cómo tenemos que cortar las tiras de papel para hacerlas coincidir. Hay papeles con rapport libre, donde la tira del papel pintado se puede cortar de manera continua sin tener en cuenta el patrón y por tanto no se desperdicia material. Y hay otros, como el que vemos aquí abajo con los cohetes espaciales, donde las tiras son iguales de manera alterna, y el desperdicio de material aumenta según la distancia del patrón.

papel pintado infantil para niños
papelesdelos70.com

Pero si os parece complicado no os preocupéis, porque gracias a la calculadora de papel pintado de tiendas online como papelesdelos70.com solo tenéis que poner la medida de vuestra pared, y la calculadora os saca las cuentas para saber cuántos metros tenéis que comprar.

¿Papel pintado en toda la habitación o en una pared?

papel pintado nubes
papelesdelos70.com

Claramente es una cuestión de gustos, pero sí que hay algunas pautas que es aconsejable tener en cuenta:

  1. El tamaño y la luminosidad de la habitación: en una habitación grande y luminosa nos podemos atrever más con colores fuertes u oscuros, como por ejemplo el papel pizarra en una pared. O se puede escoger un papel sencillo y cubrir todas las paredes. En cambio en una habitación pequeña y/o poco luminosa conviene no exagerar, porque cuanto más recargamos las paredes más pequeña y oscura parecerá. En estos casos es aconsejable escoger una sola pared.
  2. Los muebles: si los muebles son blancos, o color madera claro, entonces podéis jugar con papeles coloridos. Si en cambio los muebles son de colores, mejor un papel más neutro que contraste mejor con los muebles.
  3. Dónde queremos poner el foco de atención: empapelar una o dos paredes -o por qué no solo un sector de la pared- nos permite poner el foco de atención allí, es lo primero que miraremos al entrar en la  habitación. Así que pensad en esto cuando escogéis la pared que queréis empapelar: puede ser la pared donde están las cabeceras de las camas, o la pared de la ventana, etc.
  4. No sobrecargar la pared: un papel bonito es todo lo que necesitáis para decorar la pared, no cometáis el error de luego cubrirlo con cuadros, estantes, etc.

Consejos para usar papel pintado en la habitación infantil

papel pintado niños rombos colores
papelesdelos70.com

¿Te has convencido de que el papel pintado es una buena opción? Pues entonces ten en cuenta estos consejos:

  1. Escoge un papel lavable o súper lavable, en la habitación infantil es fundamental.
  2. Usa una calculadora de papel pintado para saber cuántos metros tienes que comprar, te ayudará a calcular los metros teniendo en cuenta el rapport del papel que has escogido.
  3. Prepara la pared en modo correcto siguiendo las indicaciones del fabricante, esto te llevará un poquito más de trabajo al principio pero te garantizará que tu papel durará años y que cuando te canses podrás quitarlo con facilidad.
  4. Usa la cola indicada para el papel que has escogido.
  5. Corta tus tiras de papel antes de empezar calculando bien sobre todo en el caso de utilizar un papel con patrón. Una vez que lo tengas todo cortado, te llevará poco tiempo aplicarlo.
  6. Si compras tu papel en una tienda online podrás consultar también las guías que te explican paso a paso todo el procedimiento, incluso cómo empapelar alrededor de puertas y ventanas, detrás de radiadores, alrededor de enchufes, etc.

Yo no tengo dudas, voy a renovar la habitación de mis peques usando papel pintado… ¡ahora lo difícil será decidirme entre tantas maravillas de papel! ¿Y vosotros?