Los puzzles son ideales para disfrutar de una tarde en familia. Además, fomentan en los niños la motricidad fina y el pensamiento lógico. ¿Qué más podemos pedir? ¡Los puzzles infantiles son divertidísimos!

¿Que me diríais si os cuento que podemos hacer un puzzle casero? Sí, como leéis, nuestra manualidad para niños de hoy es un adorable puzzle reversible. ¿Queréis ver cómo se hace?

Esta manualidad con madera es tan fácil de hacer que hasta los más peques pueden ayudarnos…

Materiales necesarios

  • 6 palitos de helado por puzzle
  • pintura de colores
  • rotuladores de colores
  • pincel
  • cinta adhesiva de papel

Paso a paso del puzzle infantil casero

Puzzle infantil facil

Primero, debéis pintar seis palitos del mismo color, sólo por un lado porque se trata de un puzzle reversible. Cuando estén bien secos, los dáis vuelta y los pintáis con otro color.

Dejáis secar bien y colocáis los seis palitos juntos. Con un trozo de cinta adhesiva de papel los pegáis y dáis vuelta vuestro puzzle. Ahora llegó el momento de ser creativos. Dibujáis sobre los palitos cualquier imagen que se os ocurra: un pingüino, un perro, una estrella… Podéis dibujar con los rotuladores de colores o pintar, como más sencillo os resulte.

Una vez que está bien seco el puzzle, repetís la operación con el otro lado. Dejáis secar bien y ¡listo!

¿Qué os parece esta divertida actividad con niños?

Vía: Dana made it