A medida que los peques van creciendo y ganando movilidad, también aumenta la posibilidad de los accidentes domésticos. ¿Consideráis que vuestro hogar es seguro? Los niños tienen una curiosidad innata que los convierte en grandes exploradores, el problema es que al ser pequeños carecen aún de la capacidad de discernimiento que les permita saber si una actividad es peligrosa o no. Por eso, hoy en Pequeocio hablamos de la seguridad infantil en el hogar

Tomando algunas precauciones en la casa, podemos proteger a nuestros hijos frente a los accidentes infantiles como las caídas, el ahogamiento y el atragantamiento, las intoxicaciones y las quemaduras. ¿Vemos juntos algunos consejos?

1. Evitar las intoxicaciones

Una de las principales causas de accidentes domésticos son las intoxicaciones, dadas principalmente por la ingesta de productos de limpieza, medicamentos y productos de higiene personal y cosmética. La natural curiosidad de los peques que mencionamos en los primeros párrafos los vuelve vulnerables frente a las intoxicaciones porque ¡todo parece tan interesante que vale la pena investigarlo! Y como papis, sabemos que para investigar, nada mejor que llevarse las cosas a la boca, ¿verdad?

Para evitar las intoxicaciones, impedid que los peques tengan acceso a los productos mencionados. Una buena manera de aseguraros al respecto es recorrer la casa desde la óptica de un niño: arrodillaos y mirad alrededor para ver si podéis coger algún producto potencialmente peligroso. Si es así, colocad protectores de armarios, modificad la zona de guardado de los productos colocándolos en alto o cerrad las puertas con cerrojo.

No subestiméis a vuestros peques. Un niño que camina y está motivado, puede trepar para conseguir algo que ha llamado su atención. ¡Pensad como niños para proteger a vuestros hijos!

2. Disminuir el riesgo de las caídas

Lo sé, disminuir el riesgo de caídas en los peques es casi una misión imposible porque no hay nada más normal que un niño que se cae. Pero vosotros podéis disminuir la posibilidad de caídas de grave peligro. ¿Cómo? Veamos algunas ideas generales:

  • Mantened las ventanas cerradas o colocad protecciones en ellas. Además, no dejéis bolsos ni cajas bajo la ventana que el niño pueda usar para asomarse por ella.
  • Colocad puertas de seguridad en las escaleras y vigilad continuamente al niño, incluso si ya es mayor y sabe subir y bajar solo. Pensad que un juguete olvidado en la escalera puede hacer que el niño pierda el equilibrio y se lesione gravemente.
  • Nunca dejéis sin supervisión a un bebé sobre el cambiador, la cama o cualquier superficie a altura. En tan sólo un segundo, el pequeño puede rodar y caerse.

Por supuesto, aún cuando vuestra casa cumpla con todas estas especificaciones, sigue existiendo riesgo de que vuestro peque sufra una caída pero tened en cuenta que la gravedad de la lesión, depende de la gravedad de la caída. No es lo mismo un pequeño que se cae jugando al fútbol y se hace una magulladura que uno que se cae por las escaleras.

De cualquier manera, es recomendable que tengáis en casa un botiquín para niños para responder rápidamente frente a cualquier accidente que pueda producirse.

En caso de caídas suaves, siempre es interesante tener en casa un stick para golpes leves, como Calmatopic stick, una barra para los golpes de los niños perfecta para utilizar ante contusiones leves sin heridas, como golpes, chichones y moretonesCalmatopic stick es un gel refrescante en forma de stick que calma la piel gracias a las propiedades de tres plantas medicinales: el árnica que suaviza, hidrata y reconforta la piel, el harpagofito de actividad descongestiva y la matricaria marítima, que mejora las rojeces.

3. Prevenir el atragantamiento y ahogamiento

Muy comunes son los accidentes por obstrucción de las vías respiratorias… Seguramente alguna vez os ha sucedido que vuestro peque, en menos de un segundo y con vosotros a unos pasos, se atragante comiendo o se meta en la nariz una moneda, un trozo de alimento o un juguete… Responder rápido frente a estas situaciones es fundamental para evitar que el niño se ahogue, por eso es muy recomendable conocer primeros auxilios para el bebé y el niño.

Ahora bien, tanto o más importante es prevenir estos accidentes. Para ello, siempre supervisad a vuestros peques cuando estén comiendo y recordad que los niños menores de 3 años no deben ingerir frutos secos ni alimentos pequeños y duros que puedan obstruir su garganta.

Además, revisad cuidadosamente los juguetes que compréis (o les regalen) a vuestros hijos: las piezas pequeñas pueden ser muy tentadoras y los niños siempre encuentran maneras originales de utilizarlas, introduciéndolas en sus oídos, fosas nasales o en la boca. Incluso, es muy recomendable que tengáis especial cuidado con vuestros bolsos o maletines: las monedas, chicles, caramelos duros y otros elementos pequeños pueden ser peligrosos para vuestros hijos y ¡nada es tan divertido como mirar dentro del bolso de mamá! Recordad siempre guardar el bolso y el maletín a altura para impedir el acceso a los niños.

Otra recomendación muy importante: nunca dejéis a un niño en la bañera sin supervisión. En un momento, el peque puede deslizarse bajo el agua o resbalarse y golpearse. Nada mejor que la prevención para evitar accidentes domésticos.

4. Evitar el acceso de los niños a la electricidad

Los peques no deben utilizar artefactos eléctricos ni estar cerca de cables ni enchufes. Cuando vuestros hijos comienzan a gatear y desplazarse, ha llegado el momento de revisar el hogar en búsqueda de cables y enchufes y de colocar protecciones que impidan que los peques jueguen con estos dispositivos.

Por supuesto, siempre tened en vista a vuestros peques para evitar accidentes…

5. Minimizar la probabilidad de quemaduras

Como papis, a veces es difícil encargarnos de las tareas del hogar, sobre todo cuando tenemos niños que demandan muchos brazos… Pero existen algunas actividades que debemos realizar solos, sin los peques, para evitar riesgos. Por ejemplo, evitad tened a vuestros peques en brazos cuando estéis cocinando: cualquier sustancia que salte o un descuido puede terminar en una quemadura para el pequeño.

Además, vigilad siempre que los peques no tengan acceso a la llave de gas ni jueguen con las perillas del horno ni ningún artefacto que pueda generar quemaduras, fugas de gas o cualquier otra lesión.

6. Seguridad infantil: estar preparados para las emergencias

A pesar de tomar todas las medidas de seguridad a nuestro alcance, puede suceder que los niños tengan algún accidente en casa. Frente a estas situaciones, es importante que conozcáis los primeros auxilios a aplicar además de que tengáis a mano, en un lugar visible, los números de teléfono de emergencias de vuestra ciudad, el número de teléfono de vuestro pediatra de confianza y el número del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencia Forenses de España. Este centro responde a consultas telefónicas personales sobre emergencias por intoxicaciones, para contactarlos marcad el 91 562 04 20.

Recordad: es mejor prevenir que curar. Y ahora, ¿qué pensáis? ¿Vuestra casa es segura para vuestros hijos?

Calmatopic

Laboratorios Viñas acaba de añadir un nuevo formato a su marca Calmatopic: Calmatopic roll-on. Se trata de un gel en forma de roll-on, que facilita su aplicación. En pequeños golpes reconforta y alivia la piel de los mas pequeños gracias a las propiedades de tres plantas medicinales: el árnica, que suaviza, hidrata y reconforta la piel, el harpagofito, de acción descongestiva y la menta piperíta, que refresca rápidamente.Calmatopic roll-on funciona frotando suavemente el roll-on sobre la zona de la piel afectada y se puede utilizar tantas veces como sea necesario. Es muy cómodo de usar, se puede guardar en el bolso y llevarlo siempre encima. O si lo prefieres tienes Calmatopic Stick, dos versiones de un imprescindible en el botiquín familiar cuando se tienen niños…
Calmatopic
Calmatopic
Descubre más sobre Calmatopic visitando su web, www.calmatopic.com o su canal de Youtube con divertidas canciones para los niños. ¡Ah, y no dejéis de descargar su App para móviles y tabletas ¡es gratis y a los niños les encantará!