Los signos de puntuación son una parte fundamental de la escritura: facilitan la lectura y la comprensión, ordenan las ideas y dan una jerarquía a las diferentes partes de un texto. El punto, la coma, el punto y coma, los puntos suspensivos, los signos de interrogación y exclamación son todos signos de puntuación, pero no son los únicos. En este artículo los veremos todos, y además aprenderemos cómo se usan correctamente.

Seguro que alguna vez os ha surgido la duda: ¿después de los dos puntos va mayúscula? ¿Cuál es la diferencia entre la coma y el punto y coma? Vamos a responder a todas estas dudas con la guía más completa que encontraréis sobre los signos de puntuación y su uso.

¿Qué son los signos de puntuación?

Los signos de puntuación son signos gráficos que permiten estructurar un discurso escrito, delimitando frases y párrafos, ordenando ideas y dándoles una jerarquía.

Estos signos cumplen una función muy importante en la lengua escrita, porque su uso correcto permite la compresión de un texto, sin dar lugar a ambigüedades o confusiones. Pongamos un ejemplo:

María salió esta mañana temprano fue a casa de Jorge y no lo encontró pero me dijo que vuelve al mediodía.

María salió. Esta mañana temprano fue a casa de Jorge y no lo encontró, pero me dijo que vuelve al mediodía.

María salió esta mañana temprano. Fue a casa de Jorge y no lo encontró. Pero me dijo que vuelve al mediodía.

Como podéis ver, el uso de la coma y el punto no solo facilita la lectura del texto, marcando las pausas necesarias y la entonación correcta. También cambia el significado de las proposiciones, por lo que se uso correcto, como decíamos, es importante para evitar malentendidos.

Diferencia entre signo de puntuación y signo ortográfico

Según el Diccionario panhispánico de dudas de la Real Academia Española, los signos ortográficos «son todas aquellas marcas gráficas que, no siendo números ni letras, aparecen en los textos escritos con el fin de contribuir a su correcta lectura e interpretación. Cada uno de ellos tiene una función propia y unos usos establecidos por convención.»

Hay dos tipos de signos ortográficos:

  • Los signos de puntuación: coma, punto, punto y coma, dos puntos, puntos suspensivos, signos de interrogación y exclamación, paréntesis, corchetes, comillas y raya.
  • Los signos auxiliares, que tienen funciones muy variadas: apóstrofo, diéresis, guión, asterisco, barra, llave, signo de párrafo y tilde.

Usos de los signos de puntuación

Los signos de puntuación poseen una reglas generales básicas establecidas que vamos a ver a continuación. No obstante en ciertos contextos, como la narrativa o la poesía, su uso puede variar según el estilo del escritor.

La coma

Uso de la coma

La coma señala una breve pausa dentro del enunciado y sirve para delimitar unidades del discurso de jerarquía inferior al enunciado, aclaraciones o incisos y enumeraciones.

Se escribe sin dejar un espacio de separación con el carácter que la precede, pero dejando un espacio con el carácter a continuación:

Compramos flores, plantas, tierra y herramientas para el jardín.

Uso de la coma

En ocasiones el uso de la coma responde al estilo de quien escribe, que puede decidir cuándo introducir una pausa en el discurso o de qué manera separar o delimitar las unidades del discurso. Pero existen casos en los que el uso de la coma es obligatorio, vamos a ver los más comunes:

Enumeraciones

Los elementos de una enumeración o sucesión, ya sean palabras o frases, se separan con una coma (en casa tengo perros, gatos y peces). En el caso de que en los elementos contengan comas, se usa el punto y coma (hay camisetas de color verde, azul y blanco; rojo, blanco y negro; azul y celeste). El último elemento de la enumeración va precedido de las conjunciones y, e, o, u, ni y no se separa con coma (árboles, flores, hierba y arbustos).

Incisos

Los incisos aportan información secundaria o accesoria sobre el enunciado. Pueden ser aclaraciones, rectificaciones, precisiones o ampliaciones relacionadas con lo que se enuncia. En general se delimitan con comas, aunque en ocasiones se usa el paréntesis o la raya.

  • Cuando el inciso encabeza la oración, va seguido de una coma: Como siempre, el entrenador asumió su responsabilidad por la derrota.
  • Si se encuentra al final de la oración, va precedido de coma: El entrenador asumió su responsabilidad por la derrota, como siempre.
  • Cuando se intercala en la oración, va entre comas: El entrenador, como siempre, asumió su responsabilidad por la derrota.

Conectores discursivos

Los conectores discursivos son unidades lingüísticas que unen partes de un texto y las relacionan de manera lógica. Al igual que los incisos, van precedidos, seguidos o entre comas:

Ejemplo: Me pareció caro aunque, por otra parte, ese es el precio del mercado.

Complementos circunstanciales

Un complemento circunstancial nos da información sobre la circunstancia en la que se desarrolla la situación descrita por el verbo del que es complemento. Según su posición en la oración, van acompañados de coma:

  • Si aparecen después del verbo, nunca van precedidos de coma: Este televisor lo compramos en aquella tienda.
  • Si encabeza la oración, suele ir separado del resto del enunciado por una coma, aunque si es breve puede omitirse: Desde que llegamos de las vacaciones, salimos a caminar todas las mañanas./ En aquella tienda compramos nuestro televisor.

Oraciones condicionales, y concesivas

Una construcción condicional se compone de dos oraciones: una oración subordinada que explica la condición que debe darse, y otra oración principal que expresa lo que tiene lugar si se satisface la condición.

  • Si la oración que expresa la condición precede al verbo principal, se separa con una coma: Si mañana hace buen tiempo, iremos a la playa.
  • Si aparece después del verbo principal no lleva coma: Mañana iremos a la playa si hace buen tiempo.

Las oraciones concesivas se estructuran de la misma manera y siguen la misma regla: una oración subordinada que expresa un impedimento u obstáculo, y una oración principal que expresa lo que tiene lugar a pesar de lo expresado por la oración subordinada:

  • Aunque no he dormido bien, me siento descansada.
  • Me siento descansada pese a no haber dormido bien.

Estilo directo

Con el estilo directo se reproduce lo que ha dicho otra persona usando sus mismas palabras. Cuando la reproducción es literal se escribe entre comillas. Cuando se señala la fuente después de la cita, se separa separa la cita de la fuente con una coma:

«Estamos muy contentos con el resultado», dijo el capitán del equipo.

Omisión del verbo

Cuando se omite el verbo (por ejemplo para evitar una repetición), se usa la coma para separar al sujeto de los complementos del verbo:

María tiene cuatro hermanos; Héctor, tres. 

Excepto, salvo, menos

Excepto, salvo menos introducen una excepción a lo que se va a enunciar, y van siempre precedidos por una coma:

No me gustan los dulces, excepto la tarta de queso.

Vocativos

Un vocativo es un sustantivo o grupo nominal que se utiliza para llamar la atención del oyente o para dirigirse a él.

  • Van seguidos de coma si están al principio de la oración: Ricardo, recuerda comprar el pan cuando vengas.
  • Entre comas si se intercalan en la oración: Recuerda, Ricardo, comprar el pan cuando vengas.
  • Precedidos de coma si están al final de la oración: Recuerda comprar el pan cuando vengas, Ricardo.

El punto

Uso del punto

El punto es el signo de puntuación que marca el final de una oración.

Se escribe sin dejar un espacio de separación con el carácter que lo precede, pero dejando un espacio con el carácter a continuación. La palabra que sigue al punto comienza siempre con mayúscula:

Hoy comimos pescado. Mañana seguramente comeremos carne.

El punto puede ser:

  • Punto y seguido: separa enunciados dentro de un párrafo, es decir que a continuación del punto comienza otra oración.
  • Punto y aparte: separa dos párrafos de contenido diferente dentro de un texto. A continuación hay que comenzar a escribir en una línea distinta.
  • Punto final: se coloca al final, cerrando un texto.

Uso del punto

Además de usarse para finalizar una oración, el punto también se utiliza para indicar que la palabra anterior es una abreviatura (La Sra. Martínez es la directora de la filial).

Otros usos del punto:

  • Hora: la hora se escribe separando los minutos de las horas con un punto, sin espacio (16.15). También pueden usarse los dos puntos.
  • Fecha: se escribe separando las cifras del día, el mes y el año con un punto, sin espacio (22.01.2020). También pueden usarse la barra o el guión.
  • Cifras: en español los números decimales se separan con una coma (3,45), y los millares de las centenas con un espacio en blanco (100 000) por lo tanto en ningún caso se usa el punto.
  • Uso con otros signos de puntuación: el punto cierra siempre una oración, los únicos casos en los que no se escribe es cuando la oración termina con un punto de exclamación o interrogación o con puntos suspensivos, porque estos signos ya contienen el punto. Cuando la oración termina con paréntesis, comillas o rayas, el punto se escribe fuera de ellos.

El punto y coma

Uso del punto y coma

El punto y coma representa una pausa mayor que la coma y menor que un punto.

Se escribe sin dejar un espacio de separación con el carácter que lo precede, pero dejando un espacio con el carácter a continuación. La palabra que sigue al punto comienza siempre con minúscula:

Hay camisetas de color verde, azul y blanco; rojo, blanco y negro; azul y celeste.

Uso del punto y coma

  • Para separar oraciones independientes con una cierta relación semántica que con el punto y seguido se perdería: Era tarde para llamar por teléfono a María; tendremos que hacerlo mañana.
  • Separar elementos de una enumeración que incluyen comas: He vivido en muchas ciudades: Madrid, España; Roma, Italia; Manchester, Inglaterra y París, Francia.
  • Con conectores como aunque, pero, por consiguiente: Nos hemos quedado sin dinero antes de lo previsto; por consiguiente nos volvemos antes.
  • En listas de elementos dispuestos en líneas independientes introducidos por una raya, después de cada uno se escribe punto y coma, y el siguiente elemento con minúscula. Solo el último elemento de la lista se cierra con punto.

Los dos puntos

Uso de los dos puntos

Los dos puntos introducen algo relacionado con lo expresado anteriormente. Detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que sigue, que siempre está estrechamente relacionado con lo anterior.

Se escriben sin dejar un espacio de separación con el carácter que les precede, pero dejando un espacio con el carácter a continuación. La palabra siguiente se escribe en minúscula, salvo en el estilo directo.

Uso de los dos puntos

  • Explicaciones: en las oraciones enunciativas, los dos puntos introducen las explicaciones, ejemplos o conclusiones de lo que se acaba de anunciar. Ejemplo: Este mes lograremos comprar el coche: hemos reunido todo el dinero necesario.
  • Estilo directo: los dos puntos introducen la cita textual entre comillas. Ejemplo: El director dijo: «Este año ha sido muy bueno en cuanto a resultados».
  • Enumeraciones: se introducen con dos puntos. Ejemplo: Este año en las rebajas he comprado: dos pantalones, dos blusas y una chaqueta.
  • Cartas: en la correspondencia escrita el saludo se escribe en el renglón inicial e independiente, separado del resto por dos puntos.
  • Horas: además del punto, también se usan los dos puntos para separar las horas de los minutos.

Los puntos suspensivos

Uso de los puntos suspensivos

Los puntos suspensivos son tres puntos consecutivos que se usan para dejar el discurso en suspenso o interrumpirlo.

Se escriben sin dejar un espacio de separación con el carácter que les precede, pero dejando un espacio con el carácter a continuación. Si se usan al final de la oración, la siguiente palabra comienza con mayúscula. Si en cambio no marcan el final del enunciado sino que la oración continua, la palabra que le sigue se escribe con minúscula:

En fin… mejor no hacer comentarios.

Hay cosas que mejor… Dejemos todo así.

Uso de los puntos suspensivos

  • Para expresar duda o vacilación o temor: No sabes lo que ha pasado…
  • Para interrumpir el discurso con finalidades expresivas: Si pudiera contarte lo que he visto… pero no puedo.
  • Si se quiere evitar de reproducir un título o referencia muy largo que es conocido por el interlocutor: Tanto va el cántaro a la fuente…
  • Al final de una enumeración para dar a entender que es incompleta, en lugar de etc.: Hemos comprado platos, vasos, cucharas, cuchillos…

Los signos de interrogación y exclamación

Signos de puntuación: ¿Qué son y cómo se utilizan? 1

Los signos de exclamación e interrogación se utilizan para marcar el comienzo y el final de la entonación característica de una exclamación o una pregunta.

Son signos dobles: se escriben obligatoriamente tanto al comienzo como al final de la oración, sin dejar espacio entre el signo y el carácter que le sucede o precede. Sí se debe dejar un espacio después del signo de cierre, al comenzar una nueva oración.

Uso de los signos de exclamación e interrogación

Hemos escrito un artículo completo sobre el uso correcto de los signos de exclamación e interrogación, donde encontraréis toda la información al respecto.

Las comillas

Uso de las comillas

Las comillas se colocan al principio y al final de una frase, y se usan para señalar citas textuales, títulos, palabras en otros idiomas o frases irónicas o vulgares.

Existen tres tipos de comillas:

  • Las comillas latinas o españolas (« »)
  • Las comillas inglesas (» «)
  • Las comillas simples (‘ ’)

Aunque está ampliamente difundido el uso de las comillas inglesas, es preferible el uso de las latinas, reservando las inglesas y las simples para los casos en que dentro del encomillado aparece otro enunciado entre comillas. Lo más frecuente es entrecomillar, desde fuera hacia dentro, en el orden siguiente: «…“…‘…’…”…»

Uso de las comillas

  • Para enmarcar citas textuales. Puede ser en estilo directo (El director dijo: «Este año ha sido muy bueno en cuanto a resultados»), o un una cita de una obra de referencia (Según la Real Academia Española, los signos ortográficos «son todas aquellas marcas gráficas que,…»).
  • Para indicar una intención irónica o sarcástica en el utilizo de una palabra: El «experto» dijo que esto no sucedería.
  • Cuando se quiere señalar que la utilización errónea de una palabra es intencional: Son las mejores torrejas del «mundo mundial».
  • Se usan las comillas para citar el título de un artículo, un poema, un capítulo de un libro, un reportaje o, en general, cualquier parte dependiente dentro de una publicación; los títulos de los libros, por el contrario, se escriben en cursiva.
  • Para destacar que una palabra o expresión es extranjera, es un apodo o un seudónimo.

Paréntesis y corchetes

Uso de las comillas

Los paréntesis son un signo de puntuación doble que se usa para separar o intercalar un texto dentro de otro o para hacer una aclaración.

Los corchetes  [ ] y las llaves { } son un tipo de paréntesis. Igual que las comillas, cuando se han de emplear varias veces en un mismo fragmento se utilizan de la siguiente manera: (…[…{…}…]…)

Uso del paréntesis

  • Incisos: ofrece información adicional sobre el mensaje principal.
  • Propone opciones de lectura, como la variación de número o género: A continuación se indica(n) el(los) día(s) de apertura.
  • Se utiliza para desarrollar el significado de siglas o acrónimos: La OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte).
  • Los tres puntos encerrados entre paréntesis (…) señalan la omisión de una parte del texto original.

Ten en cuenta que:

  • La puntuación dentro del paréntesis es independiente del texto principal.
  • En una oración exclamativa o interrogativa, los signos de interrogación y exclamación van dentro del paréntesis.
  • Otros signos de exclamación que pertenezcan al texto principal deben escribirse

La raya

Uso de la raya

La raya enmarca incisos en un enunciado e introduce las intervenciones de cada personaje en un diálogo.

La raya (–) no debe confundirse con el guión (-), que es más corto. Se escriben dos, una para abrir y otra para cerrar, excepto cuando el diálogo no prosigue; en este caso es recomendable suprimir la última y sustituirla por el obligatorio punto. Las rayas se escriben separadas del resto de la frase con un espacio, y pegadas al propio inciso. 

Uso de la raya

  • Incisos: en el caso de los incisos puede sustituir a la coma para mayor aislamiento de los mismos y también a los paréntesis, pero para expresar uno menor. Ejemplo: Roberto y Juan Manuel –mis queridos hermanos– vienen a menudo a visitarme.
  • Diálogos: la raya de apertura indica el comienzo de la intervención de cada interlocutor; cada intervención se escribe en un renglón distinto. Cuando las intervenciones son interrumpidas por el comentario del narrador, este se enmarca entre rayas. Ejemplo: –Juan –dijo en la mujer- ¿Me estás escuchando?
  • Enumeraciones: la raya se puede utilizar para encabezar los elementos de una lista. En este caso se escribe dejando un espacio entre la raya y la primera palabra.

Hasta aquí llegamos con nuestra completísima guía sobre los signos de puntuación. No olvidéis que en Pequeocio encontraréis un montón de recursos educativos de todas las materias.