Se acerca el día de San Valentín, y los más románticos aprovechamos la ocasión para pasar un rato creativo y divertido con los peques ¿cómo? ¡Haciendo manualidades de San Valentín!

Haremos tarjetas con la técnica quilling, flechas de Cupido, coronas de corazones y un amoroso monstruito, ¿nos acompañáis a ver estas manualidades de San Valentín?

Manualidades de San Valentín, tarjeta quilling


¿Conocéis la técnica quilling? Es esta técnica en la que se enrollan tiras delgadas de papel para formar figuras, como vemos en el vídeo. Las tiritas se pueden comprar hechas o cortarlas nosotros mismos. Para que sea más sencillo enrollar las tiras conviene trabar el inicio en un palito con una ranura en la punta (en el vídeo usan una herramienta especial pero cumple la misma función)

Manualidades de San Valentín, monstruitos

Manualidades de San Valentín
Fuente: Consumer Crafts

Estos monstruitos son muy fáciles de hacer, solo tenemos que pegar un pompón sobre una base en forma de corazón, pegarle dos ojitos móviles y un limpiapipas doblado en la cabeza con dos corazoncitos en la punta para hacer las antenas. Para pegar podéis usar la pistola de silicona caliente.

Manualidades de San Valentín, flechas

Manualidades de San Valentín
Fuente: Carolyn Homework

Estas flechas de Cupido están hechas con una rama, a la que debemos pegarle la punta y la cola de la flecha hechos en fieltro. Debemos cortar ambas piezas dos veces, y pegarlas de manera que el palo quede atrapado entre las dos piezas, usando la pistola de cola termofusible o cola vinílica.

Manualidades de San Valentín, coronas de corazones

Manualidades para niños
Fuente: Happiness is Homemade

Para que los peques hagan estas bonitas coronas de corazón para decorar la casa necesitáis cartón, papel de seda y cola vinílica. Dibujáis el corazón en el cartón y lo recortáis, y cortáis el papel de seda en cuadraditos. Con un pincel se distribuye la cola sobre el corazón y se van pegando los cuadraditos de papel arrugándolos, de manera que solo una parte se pegue al papel y el resto quede levantado. Vais pegando los cuadrados bien apretados unos a otros para que el efecto sea más bonito.

¿Os ha gustado?