¿Qué os parece esta biblioteca infantil? ¡Es súper práctica y muy fácil de hacer! Con muy pocos materiales podréis crear una estantería original y divertida para decorar la habitación de los niños.

En el pasado, os enseñamos a hacer unos zapateros con cajas, hoy os proponemos crear una estantería infantil muy colorida que podréis colgar de la pared o utilizar como mini biblioteca. ¿Os animáis a hacerla?

Para hacer esta biblioteca infantil tan sólo necesitáis cajones de madera (se consiguen en cualquier casa de decoración e incluso, si tenéis una frutería amiga, podéis pedirles que os regalen algunos cajones. Eso sí, no os olvidéis de lavarlos a fondo), pintura, barniz, pegamento, clavos y martillo.

Pintad bien cada cajón. Si lo hacéis de diferentes colores, el resultado será ¡más llamativo! Dejad volar vuestra imaginación e invitad a los niños a decorarlos junto a vosotros. Podéis pintar cada cajón de un color, cada tabla de colores diferentes o incluso hacer dibujos en cada uno de ellos, ¡lo que se os ocurra!

Luego, dejad secar bien. Una vez secos, podéis barnizarlos para darles brillo y proteger la pintura. Otra vez, dejáis secar bien y después, llega el momento de tomar una decisión: podéis colgar los cajones de las paredes infantiles a modo de estanterías o montar uno encima del otro, asegurándolos con clavos y pegamento, para hacer una biblioteca infantil muy original.

¿Qué os parece esta idea de decoración infantil?

Vía: crazylittleprojects

Una biblioteca infantil muy original
¡VOTA SI TE HA GUSTADO!