Para Nochebuena, Navidad o Año Nuevo, si nos toca ser anfitriones queremos que nuestra casa sean un encanto: cuidamos cada detalle, y la presentación de la mesa navideña no puede ser la excepción, por eso os traemos un montón de ideas para hacer centros de mesa navideños originales, ¡y en algunos podrán ayudar los peques!

Dependiendo del espacio con el que contéis en vuestra mesa (muchas veces la cantidad de comensales y de fuentes hace complicado poder poner un centro de mesa de Navidad), pero seguro que alguna de estas ideas os servirá de inspiración porque incluso con poquísimo espacio se puede crear una decoración de Navidad con mucho efecto. ¡Vamos a verlos!

Centros de mesa navideños fáciles y bonitos

Una idea sencilla es poner en una bandeja varias decoraciones de estilo navideño: un farolillo con una vela, un florero con ramas de abeto y alguna flor roja -una flor de Navidad o la que prefiráis-, otras ramas por debajo y algún adorno de Navidad, ¡y listo!

Centros de mesa de Navidad
Pinterest

Otro centro de mesa de Navidad rápido: pintamos tres frascos de cristal con pintura en aerosol, dejamos secar, decoramos con una cinta -podemos escribir algo como en la foto o simplemente hacer un lazo- y ponemos unas ramas de muérdago, de abeto, unas flores, lo que tengamos o nos guste más.

No podía faltar una idea con piñas ¿verdad? Es suficiente una bandeja, unas cuantas piñas, unas ramas de pino y unas velas. Para que quede más bonito vamos a pintar las puntas de las hojas de las piñas y las ramas con pintura blanca, usando un pincel viejo cargando muy poca pintura, para un efecto más esfumado.

Los frascos de cristal nos dan mucho juego: si tenéis algunos grandes, será suficiente llenarlos hasta la mitad con azúcar o sal gruesa, y poner dentro una vela en algunos, y unas bayas rojas -artificiales o naturales, como las consigáis- en otros.

Centros de mesa para Navidad
Pinterest

Una idea rápida y aromática: atar unas ramas de canela alrededor de unos velones, usando un cordón rústico.

Centros de mesa de Navidad con  flores

Usar flores es un verdadero toque de clase para la mesa de Navidad. Si hay espacio suficiente sobre la mesa, podemos poner dos o tres plantas de flor de Navidad dentro de una caja de madera.

Una idea divertida y original: cubrir un florero con bastones de caramelo, se venden envueltos en un plástico por lo que se pueden atar con un lazo al florero y después comer sin problemas.

Qué bonito este centro de mesa navideño, sencillo y elegante: en un florero de boca ancha ponemos agua, unas ramitas verdes y dos o tres rosas con el cabo corto, de manera que queden flotando en el agua. Alrededor del florero unas ramitas de muérdago.

Para que un ramo de flores normal se convierta en un ramo de Navidad, solo tenemos que añadir algún detalle: un florero hecho con un frasco de cristal decorado, y unas bolitas de Navidad pequeñas aquí y allá.

Si ponemos el florero dentro de una caja de cartón forrada, ¡cambia completamente el efecto!

Centros de mesa navideños
Pinterest

Mirad qué bonito queda usando una caja de regalo, poniendo incluso la tapa a un costado con un lazo bien bonito.

Centros de mesa navideños con  velas

Comenzamos con una idea muy sencilla: una bandeja con pie, unas velas en el centro -es importante que tengan diferentes alturas para que queden más bonitas- y alrededor unas bayas, flores o ramas.

Si queréis un estilo más rústico – y tenéis espacio en la mesa- mirad qué bonito queda este macetero de madera.

Como veis en estas fotos, para dar altura a las velas y las ramas dentro podemos poner unas latas.

Cuando menos es más: unas copas, unas hojitas verdes y unas velas redondas, ¡elegantísimo!

Tenemos centros de mesa de Navidad para todos los estilos: ¿os gustaría algo rústico? Procuraos unas rebanadas de tronco, piñas, unas agujas de pino, una vela y unas rodajas de naranja secas.

Nos ha encantado esta idea, por lo original y cálida. Usando un cesto para botellas de metal y macetas de terracota, se obtiene este precioso efecto.

A veces un centro de mesa puede ser sencillamente una serie de objetos dispuestos directamente sobre la mesa, formando un camino: velas, ramas, piñas y alguna bola navideña son suficientes.

Según la forma de la mesa, puede ser útil que las bandejas que usaremos como base de los centros de mesa sean alargadas y finas.

Pero si tenemos poco espacio, un jarrón de cristal con pie, unas piedritas, piñas pequeñas y una vela, ¡no hace falta más!

O incluso solo unas ramitas verdes alrededor de la vela, un centro de mesa que se hace en 5 minutos.

Centros de mesa navideños originales

¿Os gusta este centro de mesa con fotos? A nosotros nos ha parecido un detalle bonito y emotivo, recibir a nuestros seres queridos con fotos de momentos compartidos. La imagen os puede servir de inspiración, podéis personalizar vuestro centro de mesa con las cosas que tengáis en casa.

Centros de mesa de Navidad
Redhead Can Decorate

Hace un tiempo os mostramos 5 árboles de Navidad para hacer con los niños entre los que estaba este árbol de gominolas. Hacer un centro de mesa que se pueda comer después de la cena ¡es una idea divertida!

Una propuesta fácil que además puede ser después parte de los dulces que serviremos después de cenar: un florero o jarrón de cristal con caramelos y chocolates de diferentes colores, por supuesto navideños.

¿Tenéis una bandeja o frutero de varios pisos? Podéis usarlo para el centro de mesa, poniendo adornos, ramas, flores, piñas, bayas… en fin lo que tengáis en casa.

¡Muy original y perfecto para los peques! Los gorros de Navidad se pueden comprar hechos en cualquier tienda, para que queden tiesos los rellenamos con algodón sintético.

Imaginaos el aroma de este centro de mesa de Navidad: los limones, las naranjas y el clavo de olor desprenderán su perfume durante toda la cena o la comida.

Solo hay que clavar los clavos de olor en las naranjas, y si queréis hacer una decoración particular podéis retirar parte de la piel con un pelador de naranjas.

Muy original esta idea de usar bolsas de papel con ramas y solo alguna estrella de Navidad blanca colgada.

Estas bandejas hechas con rebanadas de tronco se consiguen en cualquier bazar. Para convertirlas en un centro de mesa solo tenemos que poner decoraciones que tengamos en casa, prestando atención a intercalar alturas y colores para que quede más bonito.

¿No es súper original esta idea? Con una lata grande pintada de negro y un plato podemos hacer un sombrero de galera, y luego decorarlo con cintas y adornos.