¿Niña o niño?: cómo intentar elegir el sexo del bebé

¿Niña o niño?: cómo intentar elegir el sexo del bebé

Ya sé, muchos de vosotros me diréis: “pero… ¿a qué viene este post? Da igual si el bebé es niño o niña, ¡será nuestro hijo y lo querremos con toda nuestra alma!” Y sí, estoy de acuerdo con vosotros pero conozco familias que por uno u otro motivo quieren intentar elegir el sexo del bebé, por ejemplo porque ya tienen 3 niños y les hace ilusión tener una niña.

Si es este vuestro caso, os damos algunos consejos para intentar elegir el sexo del bebé. Por supuesto, son simples recomendaciones que no os aseguran el éxito porque, como ya sabéis, ¡nada es 100% seguro en esta vida y menos, el milagro de la concepción! Pero no perderéis nada con intentarlos.

¿Vemos juntos cómo intentar elegir el sexo del bebé?

Cada pareja tiene 50% de posibilidades de concebir un niño o una niña, con lo cual se hace difícil, sino imposible, saber si los consejos que hoy os presentamos han ayudado a elegir el sexo del bebé o si simplemente la naturaleza siguió su curso. Pero como ya os dije antes: probar no cuesta nada.

El método Shettles, “el momento lo es todo”

El método Shettles tiene como base la rapidez del esperma Y (niño) y la resistencia del esperma X (niña). Así, bajo este método, si queréis concebir un niño deberíais tener relaciones sexuales lo más cerca posible del día de vuestra ovulación, ya que el esperma Y al ser más rápido llegaría primero al óvulo y lo fecundaría. Además, deberíais absteneros de tener encuentros sexuales los días previos y posteriores.

En cambio, para tener una niña, el encuentro sexual debería tener lugar entre dos y cuatro días antes de la ovulación, absteniéndoos los días siguientes. De esta manera, el esperma X sobreviviría dentro de la mujer y llegaría a fecundar el óvulo.

Por supuesto, para llevar a cabo este método, deberéis llevar un control de vuestro ciclo menstrual que os permita estimar la fecha de la ovulación.

Este método cuenta con un supuesto porcentaje de éxito de entre el 75 y el 80%.

El método de la dieta femenina

En los años 40, nació en Alemania la idea de que el cambio de dieta femenino antes de concebir influía en el sexo del bebé. Con el correr de los años, se realizaron estudios que apuntaron a que una dieta alta en potasio y sal daba lugar a hijos varones, mientras que una dieta alta en calcio y magnesio, a hijas mujeres.

De 281 parejas que participaron de la prueba donde las mujeres mantuvieron una u otra dieta durante entre 4 y 6 semanas anteriores a la concepción, el 80% concibió un bebé del sexo elegido.

Existen más método para intentar elegir el sexo del bebé, como el Método Whelan que, justamente al revés que el método Settles, sostiene que se debe tener relaciones sexuales entre 4 y 6 días antes de la ovulación para concebir niños y entre dos y tres para niñas o el método de la ducha vaginal donde se modifica la alcalinidad de la zona para concebir niños (aunque hoy en día muchos médicos no recomiendan las duchas vaginales porque pueden afectar el pH natural y generar infecciones).

Muchísimas personas alrededor del mundo utilizan estos métodos para intentar elegir el sexo del bebé pero, como ya os dije, ¡es imposible saber si funcionan realmente!

No dejéis de consultar el calendario Chino para saber si es niño o niña… ¡Una divertida manera de pasar el tiempo! Y descubrid más temas interesantes en Escuela de Padres.

Más información: Parenting

¿Niña o niño?: cómo intentar elegir el sexo del bebé
¡VOTA SI TE HA GUSTADO!

video
Busca más sobre: Escuela de Padres, Portada,

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)