Estoy segura de que la imagen principal os ha sorprendido y ha despertado vuestra curiosidad… Sí, como bien dice el título, hoy os proponemos un divertido experimento infantil para hacer un huevo transparente ¡y gelatinoso!. ¿Cómo?

No es un truco, no os enseñaremos a moldear verdadera gelatina ni nada por el estilo. Os mostraremos cómo podéis convertir un huevo real de gallina en un huevo de textura gelatinosa y transparente con este experimento para niños de The Chocolate Muffin Tree.

¡Pongamos manos a la obra!

Materiales necesarios

  • 1 huevo (tened a mano más de uno por si tenéis algún accidente y se rompe)
  • vinagre
  • 1 frasco transparente

Experimento infantil para hacer un huevo transparente

El huevo transparente, un divertido experimento infantilColocad el huevo crudo dentro del frasco transparente y cubridlo con vinagre. Veréis que la cáscara del huevo reaccionará frente al vinagre. El primer día observaréis burbujas.

El segundo día del experimento debéis cambiar el vinagre. Después de 48 hs. descubriréis que ¡el huevo se ha vuelto transparente! Como leéis, la cáscara del huevo habrá desaparecido…

Observad bien el huevo transparente. ¡Está crudo y mantiene su forma! Si lo tocáis, sentiréis que se ha transformado en un huevo de textura gelatinosa. ¿Por qué? Sencillamente porque la fina membrana interna del huevo es lo que mantiene la forma del mismo, una vez desaparecida la cáscara por acción del vinagre.

Explicación del experimento infantil

La cáscara del huevo está compuesta básicamente por carbonato de calcio, un componente que se rompe al entrar en contacto con el ácido acético del vinagre (responsable de su característico sabor amargo). Así, el carbonato de calcio se divide en dióxido de carbono, responsable de las burbujas que observaréis durante el primer día, e iones de calcio, que quedarán suspendidos en el vinagre.

Os doy una idea para que probéis este experimento con otro componente: sumergid huesos de pollo en el vinagre, seguid los mismos pasos del experimento del huevo transparente y ved qué pasa. Los huesos contienen también carbonato de calcio así que ¡obtendréis huesos de goma!

Si os ha gustado esta idea, no os perdáis nuestros experimentos para hacer frascos que brillan en la oscuridad y un tornado en un frasco.

Vía: thechocolatemuffintree