¿Te preguntas cómo es la reproducción de las plantas? Y es que como todo ser vivo, también las plantas se reproducen para dar origen a nuevos individuos.

En realidad no hay un solo mecanismo de reproducción, existen muchos, pero podemos dividirlos en dos grandes grupos: la reproducción sexual y la asexual. Dentro de cada uno de estos grupos existen diferentes tipos de reproducción vegetal, dependiendo del tipo de planta. Así que vamos a explicarte uno a uno cómo se reproducen las plantas de la manera sencilla posible.

Tipos de reproducción de las plantas

Las plantas, como todos los seres vivos, se reproducen para perpetuar la especie dando origen a nuevos individuos. Pero el tipo de reproducción varía de una especie a otra, por lo que antes de hablar sobre la reproducción vamos a repasar los tipos de plantas.

Tipos de plantas

Recordemos que:

En Biología, se denominan plantas a los seres vivos que realizan fotosíntesis, no tienen capacidad locomotora y cuyas paredes celulares se componen principalmente de celulosa.

Podemos clasificarlas, a grandes rasgos, en plantas con flores y plantas sin flores. Esta clasificación es importante a los fines de la reproducción, ya lo veremos más adelante.

APRENDER MÁS SOBRE LOS TIPOS DE PLANTAS

Reproducción sexual de las plantas

¿A qué nos referimos cuando hablamos de reproducción sexual?

La reproducción sexual es aquella que se da a partir de la unión del material genético de dos progenitores.

Es decir que para dar vida a un nuevo individuo se deben unir dos gametos, uno femenino y otro masculino. En ocasiones, ambos gametos pueden provenir del mismo individuo, vamos a verlo a continuación.

RECUERDA>> Los gametos son las células reproductoras de los organismos pluricelulares.

La reproducción sexual es el tipo de reproducción predominante entre las plantas. Se puede dar de dos maneras:

  • ALOGAMIA: consiste en la polinización cruzada y fecundación entre dos individuos genéticamente diferentes, es decir entre dos plantas distintas. Este tipo de reproducción da lugar a nuevos individuos con un material genético nuevo, y por consiguiente la población presenta una mayor variedad. La mayoría de las plantas con flores se reproducen con este tipo de reproducción.
  • AUTOGAMIA: se da cuando los gametos femenino y masculino pertenecen al mismo individuo. En este tipo de reproducción se mantienen las características genéticas, por lo que los nuevos individuos mantienen la capacidad de adaptación a un medio particular de sus antecesores. Es el tipo de reproducción más difundido entre la maleza y las especies propias de islas.

Hemos hablado de polinización cruzada, fecundación… es necesario entonces hablar de cómo es la reproducción sexual en los dos grandes grupos de plantas que hemos visto antes, con y sin flores.

Reproducción de las plantas con flores

Las llamadas plantas con flores (aunque en realidad sería más correcto llamarlas plantas con semillas, espermatofitas) se clasifican en dos grandes grupos: las gimnospermas y las angiospermas.

  • Las gimnospermas son plantas productoras de semillas. Las semillas de estas plantas no se forman en un ovario cerrado (un fruto), sino que están desnudas. Su flor tiene semilla expuesta. Las gimnospermas vivientes se dividen en cuatro grupos: cícadas, el ginkgo y un clado de coníferas y gnetales.
  • Las angiospermas, comúnmente llamadas plantas con flores, son las plantas que presentan las semillas maduras encerradas en el fruto.

Las partes de la flor

Cómo se reproducen las plantas

Para poder entender las fases de la reproducción en las plantas con flores, lo primero que tenemos que conocer son las partes de la flor, que es el órgano reproductor de la planta.

  • Pedúnculo o pedículo: es el rabillo que sostiene la flor.
  • Receptáculo o tálamo floral: es la parte del pedúnculo que se ensancha para alojar a la flor.
  • Perianto: es el conjunto de hojas florales que forman la envoltura de los órganos sexuales de la flor, y no tiene funciones reproductivas. Está formado por el cáliz y la corola.
  • Cáliz: es la parte verde de la flor, es de una consistencia más fuerte que la corola y su función es proteger a la flor cuando es solo un capullo. Sus piezas, parecidas a hojas, se llaman sépalos.
  • Corola: está formada por los pétalos y es la parte coloreada de la flor. Su función es atraer a los animales polinizadores.
  • Gineceo o pistilo: es el órgano femenino de la flor. Está formado por uno o varios carpelos, que son hojas modificadas cuyas partes son el ovario, el estilo y el estigma.
  • Ovario: es la parte del carpelo que contiene el óvulo (el gameto femenino).
  • Estilo: es el rabillo que conecta el ovario con el estigma. En muchos casos falta.
  • Estigma: es una zona pegajosa cuya función es recibir los granos de polen (el gameto masculino) una vez que son liberados en él por el agente polinizador (aire, agua, un animal).
  • Estambres: es el órgano masculino de la flor (androceo). Están formados por un rabillo (filamento) con un saco polínico (una cavidad que contiene el polen llamada antera) encima.

Fases de la reproducción en plantas con flores

La reproducción sexual de este tipo de plantas se lleva a cabo en tres fases: polinización, fecundación y germinación:

La polinización

Reproducción sexual de las plantas

La polinización de las flores es el proceso de transferencia del polen desde los estambres hasta el estigma de las flores, donde germina y fecunda los óvulos de la flor, haciendo posible la producción de semillas y frutos.

Esta transferencia de polen de una planta a otra se puede producir por la acción del viento o el agua, o por un polinizador animal, es decir un insecto o en ocasiones un ave (como el colibrí). Las plantas llaman la atención de los animales polinizadores usando diferentes estrategias: pueden tener colores llamativos, un perfume atractivo, o pueden brindar de algún modo refugio o alimento a estos animales. Cuando el animal se posa sobre la flor se impregna con el polen; luego viajan y se posan sobre otra flor, transportando el polen y dando origen a la siguiente fase, la fecundación.

La fecundación

reproducción vegetal

Cuando un grano de polen (el gameto masculino) cae sobre el estigma de una flor, se une con el óvulo contenido en su interior (el gameto femenino) dando lugar a un cigoto, es decir el embrión de una nueva planta. Esta primera célula comenzará a dividirse y crecer, bajo la protección de la planta, que le dará una cubierta dura: así se ha creado una semilla. Alrededor de la semilla se desarrolla luego el fruto, que la protegerá y le brindará sustancias nutrientes.

Este fruto acabará cayendo al suelo, o siendo consumido por algún animal. De este modo la planta tendrá mayores posibilidades de que sus semillas se propaguen, transportadas por el viento, el agua o en las heces de los animales depredadores.

La germinación

Cómo se reproducen los vegetales

Cuando la semilla cae en suelo fértil, si se dan las condiciones adecuadas comienza la fase de germinación. En esta fase la semilla se abre y forma raíces y brotes, es decir una nueva planta.

Reproducción de las plantas sin flores

Las plantas terrestres que no tienen flores se dividen en briofitas pteridofitas:

  • Las briófitas son las plantas terrestres no vasculares. Se cree que son las descendientes de las algas verdes y fueron las primeras en evolucionar hace 500 millones de años tras colonizar los espacios terrestres. Se dividen en:  musgos, hepáticas y antóceras.
  • Las pteridofitas son plantas vasculares que no producen semillas, ya que se reproducen a través de esporas. Existen unas 13 000 especies, de las que la más conocida son los helechos.

Las plantas que no tienen flores se reproducen por esporas. Es el caso de los helechos, los hongos y los musgos. Algunas de estas plantas se reproducen tanto de manera sexual como asexual.

¿Qué son las esporas?

Qué son las esporas

Las esporas son células reproductivas y de dispersión que producen ciertas plantas, y contienen toda la información genética necesaria para el desarrollo de un nuevo individuo. Las esporas pueden ser sexuales o asexuales, es decir que pueden dar lugar a una reproducción sexual o asexual.

Fases de la reproducción sexual por esporas

Existen diferentes procesos dependiendo del tipo de planta. En líneas generales podemos decir que:

  1. Las esporas se liberan en el aire en determinadas condiciones climáticas, y cae al suelo.
  2. Cuando en el suelo recibe determinadas condiciones de humedad y temperatura, germina dando lugar a un gametofito, una fase primaria de la planta en la que están contenidos los gametos femeninos y masculinos (o ambos).
  3. El agua de las lluvias transporta los gametos hacia otros gametofitos, dando lugar a la fecundación y la germinación de un nuevo individuo.

Reproducción asexual de las plantas

Hasta ahora hemos hablado de diferentes modos en los que las plantas se reproducen sexualmente, es decir a partir de un gameto femenino y uno masculino. Pero existen plantas -musgos, helechos y hongos- que se reproducen de manera asexual.

La reproducción asexual es aquella en la que a partir de una célula o un grupo de células, se desarrolla por mitosis (división celular) un individuo nuevo genéticamente idéntico al primero.

Te lo explicamos en detalle aquí>> QUÉ ES LA MITOSIS

Este tipo de reproducción está muy difundida entre las plantas, y se da cuando una parte de ellas se separa y genera una nueva planta. Puede ocurrir por esporas, por propágulos, por apomixis o por mano humana, vamos a verlo.

Mitosporas

Esporas

Las mitosporas son esporas originadas por mitosis y es una modalidad de reproducción típica en hongos, musgos, helechos y líquenes. Algunas se mueven por medio de cilios o flagelos, mientras que otras son dispersadas pasivamente por el agua, el viento o los animales. Cada espora está formada por una sola célula protegida por una gruesa envoltura que le permite resistir hasta que las condiciones ambientales sean favorables. Cuando llega ese momento, la envoltura se desgarra y la célula germina dando lugar a una nueva planta.

Propágulos

Reproducción asexual

Un propágulo es un tipo de germen, parte o estructura de un organismo capaz de desarrollarse de manera separada para dar lugar a un nuevo organismo idéntico al que lo formó. Los propágulos pueden ser multicelulares como las yemas, bulbos, tubérculos, semillas, o unicelulares como las esporas, entre otros.

Algunos ejemplos:

  • Las ramas que tras crecer mucho llegan a tocar el suelo y echan raíces, generando una nueva planta. Así se reproduce la planta de frutillas.
  • Los rizomas, que son tallos subterráneos que crecen horizontalmente y al cortarse, dan lugar a una nueva planta. De este modo se reproducen los lirios.
  • Los tubérculos, que son porciones de tallo subterráneo ricas de nutrientes, como la patata.
  • Bulbos, siempre tallos que almacenan nutrientes y se desprenden para formar una planta nueva, como la cebolla y el tulipán.

Apomixis

Reproducción de las plantas: cómo es la reproducción vegetal 1

Es un tipo de reproducción asexual por medio de semillas. Las plantas que presentan este tipo de reproducción producen sus semillas sin que ocurra fecundación, por lo que sus descendientes son genéticamente idénticos a la planta madre. Una especie que se reproduce con este método es el diente de león.

Multiplicación vegetativa artificial

Acodo

Se da cuando el hombre interviene para hacer reproducir una planta. Los métodos más representativos de este tipo de reproducción son los injertos (un fragmento de tallo de una planta se introduce en el tallo de otra de la misma especie); los gajos (tallos que se dejan en agua o tierra húmeda hasta que echan raíces y se pueden plantar); las estacas (se entierra un tallo con yemas para que forme raíces); el acodo (se entierra una rama sin separarla de la planta y se espera que eche raíces, entonces se corta y se transplanta).

¿Qué os parece? ¡Qué amplio es el tema! Pero hemos explicado todos los puntos principales sobre la reproducción de las plantas, ¡seguro que ahora todo es más claro!

También te puede interesar: