A veces no resulta sencillo que los peques coman todo tipo de verduras, y si es este vuestro caso estaréis siempre buscando nuevas ideas para conquistarlos. Por eso hoy os traemos recetas con berenjenas para toda la familia, propuestas deliciosas que pueden conquistar hasta al peque más difícil.

La berenjena es una hortaliza con muy pocas calorías (17 Kcal cada 100 g de porción comestible), ya que está compuesta de agua en un 90%. Por eso es una verdura recomendada si es necesario seguir dietas hipocalóricas. Además es rica en ácido clorogénico y flavonoides, dos potentes antioxidantes, que protegen a nuestro organismo contra la acción de los radicales libres.

Además de estas estupendas recetas de berenjena os traemos también todos los consejos para escogerlas, conservarlas y quitarles el sabor amargo.

Hemos preparado todo tipo de recetas con berenjena, desde las clásicas berenjenas rellenas o la famosa moussaka, hasta propuestas divertidas y originales para sorprender a grandes y peques.  ¿Queréis ver estas recetas de verduras?

Podéis navegar entre las recetas con berenjenas pinchando directamente sobre las recetas que os interesan en el menú de aquí abajo.

5 recetas con berenjenas imprescindibles

Pizza vegetal de berenjena

Recetas de berenjenas

Ingredientes

  • berenjenas
  • tomate frito o salsa de tomate
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • queso parmesano rallado

Preparación

Lavamos bien las berenjenas, las cortamos en láminas de 7 u 8 mm de espesor y las distribuimos en una fuente cubierta con papel de horno. Hacemos cortes poco profundos sobre la carne de las berenjenas, rociamos con aceite, salamos y horneamos 180°C por 15 o 20 minutos, girando a mitad cocción.

Retiramos del horno, untamos cada rebanada con tomate frito, espolvoreamos con un poco de queso rallado y volvemos a meter al horno, esta vez a 200°C, por unos 4 minutos, hasta que el queso se dore. Si tenéis la función grill, ponés la fuente en el nivel más alto del horno y en un minuto estarán doradas.

Berenjenas rellenas de  carne

Las berenjenas se prestan muy bien para hacerlas rellenas, y se pueden usar carnes de todo tipo, verduras, etc. Nosotros os proponemos la deliciosa receta de Pequerecetas.

VER LA RECETA> receta de berenjenas rellenas

Pastel de berenjenas

Recetas con berenjenas

Este pastel de berenjenas podría considerarse una versión ligera de la moussaka: no lleva bechamel ni carne, sino jamón y queso. Es una receta de berenjenas ideal para los niños, ya que el sabor de la berenjena queda bastante camuflado. Para ver la receta solo tenéis que hacer click en el enlace de aquí abajo:

VER LA RECETA> pastel de berenjena

Moussaka, una de las recetas con berenjenas más famosa

Receta con berenjena

La Moussaka es un plato que se consume en los Balcanes y Medio Oriente, aunque ha llegado a nosotros a través de la versión griega. Es un plato consistente, completo, y delicioso:

VER LA RECETA> moussaka

Berenjenas rellenas de pollo

Recetas fáciles con berenjenas

Ya hemos dicho que podemos preparar las berenjenas rellenas con una gran variedad de rellenos. Hemos visto las clásicas con el relleno de carne de ternera, ahora veamos la receta con pollo:

VER RECETA> berenjenas rellenas de pollo

Recetas con berenjenas para el día a día

La berenjena es una verdura que nos da muchas posibilidades para preparar platos rápidos y nutritivos para el día a día. Ya hemos visto unas cuantas recetas con berenjena que son clásicos, estamos seguros que éstas también comenzarán a formar parte de vuestros menús familiares.

Tortilla de berenjenas

Recetas con berenjena

Una propuesta rápida para la cena es hacer tortilla de berenjenas, una variante a la clásica tortilla de patatas, con menos calorías

VER LA RECETAtortilla de berenjenas

Bruschetta de berenjenas

Recetas de berenjenas

Las bruschettas nos pueden salvar en el caso de tener que preparar un aperitivo imprevisto o una cena rápida para la familia; por eso es buena idea tener listas verduras a la plancha en el congelador, que podemos condimentar y usar para hacer una deliciosa bruschetta. Simplemente cortamos las verduras en láminas, las cocinamos a la plancha, las dejamos enfriar y las condimentamos con aceite, sal y pimienta, si nos gusta ajo picado. Luego tostamos rebanadas de pan de campo, las rociamos con aceite y servimos templadas con las verduras por encima.

Canelones de berenjenas con atún

Ingredientes: 1 berenjena grande; 3 latas de atún (240 g); 4 huevos cocidos; 200 g de queso en lonchas; 400 g de tomate frito; 50 g de queso parmesano rallado; aceite de oliva virgen extra; sal

Preparación: Cortamos las berenjenas en láminas finas, si es con una mandolina mejor. Trituramos los huevos cocidos y reservamos. Sobre cada lámina de berenjena colocamos una loncha de queso (recortando el excedente), y untamos un poco del huevo triturado. Luego colocamos un poco de atún (colado) en la extremidad más ancha, y enrollamos, sujetando con un palillo. Colocamos todos los rollitos en una fuente para horno con un poco de tomate frito en el fondo, ponemos tomate frito por encima y espolvoreamos con el queso parmesano.

Llevamos al horno precalentado a 200°C por unos 25 minutos, hasta que el queso esté doradito y las berenjenas tiernas.

Empanadillas vegetarianas

Recetas con berenjenas fáciles
Imagen Jules StoneSoup

Ingredientes: 1 paquete de obleas de empanadillas; 1 berenjena grande; 1 cebolla; 200 g de garbanzos cocidos; aceite de oliva virgen extra; 100 g de queso de cabra; perejil picado; pimentón dulce

Preparación: calentamos 3 o 4 cucharadas de aceite en una sartén y sofreímos la cebolla picada fina; cuando se ponga transparente, añadimos la berenjena cortada en cubos y seguimos cocinando, removiendo de tanto en tanto, hasta que la berenjena esté blanda. Añadimos los garbanzos y el pimentón, sal a gusto, removemos por un minuto luego apagamos el fuego y dejamos enfriar. Añadimos el queso de cabra desmenuzado y el perejil.

Calentamos el horno a 200°C. Armamos las empanadillas, colocamos en una bandeja de horno y horneamos unos 20 minutos, o hasta que estén doradas.

Las recetas con berenjenas para triunfar

Berenjenas fritas con miel

Recetas con berenjena

Seguro que habéis tapeado por ahí unas deliciosas berenjenas fritas con miel, ¿os animáis a prepararlas en casa? Una sola recomendación, usad miel de caña, se nota la diferencia con la miel común.

Ingredientes: 2 berenjenas; harina para freír o harina de garbanzos; sal; aceite de oliva virgen extra; miel de caña

VER LA RECETA DE BERENJENAS FRITAS

Canelones de berenjenas rellenos de espinacas

Recetas con berenjenas
Fuente: Not Enough Cinnamon

Ingredientes: 2 berenjenas grandes; 1 taza de 250 g de ricota reducido en grasa; 1 1/2 tazas de mozzarella ligera triturada dividida en 1/2 taza y 1 taza; 1/2 taza de parmesano rallado; 250 g de espinaca congelada (descongelada y exprimida para eliminar la mayor cantidad de líquido posible); 1 huevo; 1 diente de ajo picado (eliminamos antes el germen para que no repita); sal y pimienta al gusto; 1 taza de tomate frito

Preparación: Precalentar el horno a 200ºC. Retira las puntas de las berenjenas y córtalas en secciones finas. Rocía una bandeja para hornear con aceite de oliva y coloca 12 rodajas de berenjena sobre ella. Puedes necesitar usar dos hojas para hornear o bien hornear las berenjenas en dos lotes, dependiendo del tamaño de tu horno. Hornea durante 10 minutos, retíralo del horno y déjalo enfriar.

Mientras las berenjenas se cocinan, prepara la mezcla de ricotta y espinacas. En un tazón, combina ricotta, mozzarella (1/2 taza), parmesano, espinaca, huevo y ajo. Mezcla bien y sazona al gusto. Unta 1/2 taza de salsa de tomate en el fondo de una fuente grande para hornear. Mezcla generosamente con la salsa de ricotta y espinacas en una berenjena (aproximadamente dos cucharadas colmadas), enrollar y colocar en un plato preparado, con la costura hacia abajo. Continúa con las berenjenas restantes.

Cubre con la salsa de tomate restante (1/2 taza) y espolvorea con la mozzarella restante (1 taza). Cubre con papel de aluminio, reduce el horno a 180ºC y hornea durante 45 minutos. Retira la lámina y hornea otros 15 minutos o hasta que el queso esté dorado. Retirar del horno y servir.

Albóndigas de berenjenas al horno

Ingredientes: 3 berenjenas; 70 g de queso parmesano rallado; 3 cucharadas de leche; 80 g de pan rallado (más la cantidad para rebozar); 1 huevo; sal y pimienta; aceite de oliva virgen extra

Preparación: Eliminamos el cabo de las berenjenas, las lavamos y las ponemos, enteras, sobre una bandeja de horno. Horneamos a 220°C por 40 minutos, al pincharlas con un tenedor tienen que estar tiernas. Les quitamos la piel y con un tenedor machacamos la carne hasta hacerla puré. Añadimos la leche, el pan rallado, el huevo, el queso, sal y pimienta. Mezclamos bien, si hace falta agregamos más pan rallado para que la mezcla tenga una consistencia que nos permita formar las bolitas. Formamos las albóndigas, las pasamos por aceite y luego por pan rallado. Las colocamos en una fuente de horno cubierta con papel de hornear y las llevamos al horno a 180°C por 25 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando. Las podéis servir así, o con una salsa de tomate.

Recetas con berenjenas

Lo que tienes que saber sobre las berenjenas

La mejor época

Las berenjenas son una verdura de verano, no obstante al ser cultivadas también en invernadero están disponibles todo el año.

Cómo elegirlas y conservarlas

Las mejores berenjenas son las que presentan una piel firme, lisa y brillante. La piel no debe tener manchas, ni arrugas ni zonas blandas. Además deben ser pesadas en relación a su tamaño. Para saber si una berenjena está madura, podemos hacer una ligera presión sobre la piel con los dedos. Si queda una huella, están maduras.

En cuanto a su conservación, si las compramos frescas y las tenemos en la nevera, pueden durar hasta 10 días. Conviene tenerla lejos de otras verduras y frutas porque al contacto reacciona produciendo etileno, por lo que se estropea antes.

Cómo quitarles el amargo

El sabor amargo de la berenjena se debe a su contenido de antioxidantes. Te damos 3 trucos para quitar el amargor a las berenjenas:

  • Sal: es el método más conocido. Simplemente cortas la berenjena en el modo que quieras, coges un escurridor y vas poniendo capas de berenjena intercaladas con una capa de sal. Déjalas 30 minutos y luego enjuágalas antes de utilizarlas.
  • Leche: Cortamos las berenjenas y las ponemos en un cuenco. Cubrimos con leche, agregamos una buena cucharada de sal y dejamos reposar 30 minutos. Enjuagamos antes de usar.
  • Harina: El método es igual al anterior, pero en lugar de leche usaremos agua, y agregaremos 2 cucharadas de harina. Dejamos reposar 30 minutos y luego enjuagamos.

¿Os han gustado nuestras recetas con berenjena? No os perdáis otros fantásticos recopilatorios de recetas con verduras: