Todos los seres vivos se reproducen, es decir que son capaces de crear nuevos organismos similares a ellos. Los seres humanos nos reproducimos usando nuestro sistema reproductor, que es diferente en la mujer y el hombre: el aparato reproductor femenino y el aparato reproductor masculino. Se trata de un conjunto de órganos que permite la reproducción, y en el caso de la mujer, de llevar adelante el embarazo y el parto.

Hoy vamos a ver cómo es el sistema reproductor femenino: cuáles son sus órganos, y cuál es la función de cada uno. Hemos pensado esta explicación para niños, por lo que usaremos un lenguaje sencillo. También encontraréis imágenes del aparato reproductor femenino que podéis descargar e imprimir.

Aparato reproductor femenino: qué es

El aparato reproductor femenino es el sistema de órganos del cuerpo de una mujer que posibilitan la reproducción. Como hemos dicho, cada sexo cuenta con su propio sistema reproductor, que presenta diferencias en la estructura y la forma. Pero a pesar de las diferencias, ambos sistemas reproductores (el femenino y el masculino), están diseñados para producir, nutrir y transportar el óvulo (el femenino) o el espermatozoide (el masculino).

Pero antes de seguir hablando del sistema reproductor femenino, tenemos que explicar brevemente cómo es la reproducción humana.

La reproducción humana

Partes del sistema reproductor femenino
Imagen

No vamos a profundizar mucho sobre el tema, porque nos ocuparemos de él en otro post. Pero vamos a ver las fases básicas de la reproducción humana, porque nos servirán para entender las funciones de los órganos del aparato reproductor femenino.

La reproducción humana se completa en 3 etapas:

  1. La fecundación
  2. El embarazo
  3. El parto

Hemos dicho que los aparatos reproductores del hombre y la mujer producen espermatozoides (el del hombre) y el óvulo (el de la mujer). El espermatozoide y el óvulo son células sexuales, y la fecundación se produce cuando se unen dentro del cuerpo de la mujer. El óvulo fecundado por el espermatozoide ahora se llama cigoto, y a partir de él se desarrolla el embrión.

Sistema reproductor femenino
Imagen

El embarazo es la etapa en que el nuevo ser crece en el vientre de la madre. El embrión se aloja en el útero de la madre, y a través del cordón umbilical recibe los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse. Cuando el bebé ha crecido lo suficiente y está completamente desarrollado, normalmente alrededor de los 9 meses de embarazo, llega el momento del parto: el bebé sale al exterior del cuerpo de su mamá a través de la vagina.

Hablando de la reproducción humana hemos nombrado a varios de los órganos del aparato reproductor de la mujer, ahora vamos a explicar cada uno:

Partes del aparato reproductor femenino

Aparato genital femenino

El sistema reproductor femenino está formado por órganos internos -ovarios, trompas de Falopio, útero y vagina- y por órganos externos, la vulva.

La vulva, que está ubicada entre las piernas, cubre y protege la abertura que conduce a la vagina y a los demás órganos que se encuentran en el interior del cuerpo.

Ovarios

Los ovarios son los órganos que producen los óvulos o gametos femeninos. Son dos, tienen forma de óvalo y se encuentran a un lado y el otro del útero, dentro de la cavidad abdominal. Desde la pubertad, cada 28 días aproximadamente, madura un óvulo en uno de los ovarios y pasa a una de las trompas de Falopio, durante el ciclo menstrual; si el óvulo es fecundado por un espermatozoide, se convierte en un cigoto. Si en cambio no es fecundado, se desintegra y se elimina durante la menstruación. Los ovarios se alternan en la producción de óvulos: en un ciclo menstrual lo produce uno de los ovarios, y en el siguiente el otro.

Además de producir los óvulos, los ovarios segregan hormonas sexuales  que se llaman estrógenos y progesterona: estas hormonas regulan el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, como la aparición de vello o el desarrollo de las mamas, y preparan el organismo para un posible embarazo.

Trompas de Falopio

Las trompas de Falopio son dos conductos musculares que comunican los ovarios con el útero. Hay una trompa de Falopio a cada lado del útero, miden entre 10 y 13 cm de largo y son anchas como un espagueti. En su interior se produce la fecundación: el óvulo se encuentra con un espermatozoide, se convierte en cigoto y viaja por las trompas hacia el útero. El conducto interno de las trompas está recubierto por unos «pelos» microscópicos llamados cilios, que junto con las contracciones de los músculos de las paredes, empujan al óvulo y al cigoto hacia el útero.

¿Te estás preguntando por qué se llaman así? En honor al anatomista Gabriel Falopio, que las describió por primera vez en el siglo XVI.

Útero

El útero es un órgano hueco en el que se desarrollará el feto. Tiene forma de pera invertida y paredes musculares; de hecho, el útero tiene algunos de los músculos más fuertes del cuerpo de la mujer. Estos músculos son capaces de expandirse y contraerse para albergar al feto en crecimiento y después ayudan a empujar al bebé hacia afuera durante el parto. Cuando la mujer no está embarazada, el útero mide solo 7, 5 cm de largo por 5 cm de ancho.

El útero está formado por un cuerpo (el cuerpo uterino) que está conectado con las trompas de Falopio, y un cuello o cérvix uterino, que se comunica con el cuerpo en su parte superior, y con la vagina en su parte inferior.

La pared interna del útero es el endometrio: es una capa mucosa especializada que se renueva en cada ciclo menstrual si no se produce la fecundación. Durante la ovulación se hace más denso para prepararse a recibir al óvulo fecundado. Si no hay embarazo, se elimina durante la menstruación.

Vagina

La vagina es el canal que comunica al sistema reproductor con el exterior del cuerpo. Es un tubo muscular, que se extiende desde la abertura de la vagina (protegida por la vulva) hasta el cuello del útero. Mide entre 8 y 12 cm de largo, y al igual que el útero, puede expandirse y contraerse: en estado de reposo es aplanada, es decir que sus paredes están en contacto; durante el parto se expande  tanto como para hacer pasar al bebé hacia el exterior.

La vagina tiene varias funciones: sirve para mantener relaciones sexuales, es el canal por el que el bebé sale del cuerpo de la mujer durante el parto, y además canaliza el flujo menstrual que ocurre periódicamente como parte del ciclo menstrual.

Vulva

La vulva es el único órgano externo del aparato reproductor femenino. Su principal función es la de proteger la abertura de la vagina y la de la uretra (el canal que transporta la orina desde la vejiga hacia la parte externa del cuerpo) . Es en realidad un conjunto de órganos (los órganos sexuales primarios):

  •  monte de Venus: zona carnosa ubicada justo por encima de la abertura vaginal.
  • labios mayores y menores: dos pares de pliegues salientes que bordean a la vulva y producen secreciones sebáceas, sudoríparas y odoríferas.
  • clítoris: pequeño órgano sensitivo que se encuentra donde se unen los pliegues de los labios.
  • vestíbulo vulvar o vaginal: se encuentra entre los labios menores, y en él desemboca la uretra y la vagina.
  • glándulas vestibulares: son glándulas que se encuentran en la parte inferior de los labios menores, y proveen de humedad al vestíbulo vulvar.

Hasta aquí llegamos con nuestra explicación sobre el sistema reproductor femenino.

SIGUE APRENDIENDO SOBRE LA ANATOMÍA HUMANA:

Imagen principal: macrovector – www.freepik.com