Cajoneras, 6 ideas divertidas para niños

Cajoneras

Las cajoneras son indispensables en cualquier habitación, y en las habitaciones infantiles pueden servir no solo para guardar ropa sino también juguetes. ¿Estáis aburridos de vuestras viejas cajoneras o no se llevan bien con el resto de la decoración? Hoy os traemos ideas divertidas para renovar las cajoneras y convertirlas en las reinas de los muebles infantiles, ¿os gustaría verlas?

Cuando tenemos que cuidar el presupuesto en general optamos por muebles básicos como las cajoneras RAST de Ikea, pero un mueble tan sencillo puede transformarse en uno exclusivo y original con un poco de maña, como hemos visto en la primera imagen. Solo tenemos que pintar el cuerpo del mueble y dejar los cajones color madera, protegiéndolos con barniz o cera. El toque más especial lo dan los tiradores, todos de diferentes colores. (Fuente: House&Home)

Cajoneras decoradas con papel pintado

La misma cajonera de Ikea de la que hablábamos antes tiene un aspecto totalmente diferente si  cubrimos los cajones con un papel pintado bien bonito. Para que el dibujo tenga continuidad debemos cubrir todos los cajones al mismo tiempo, dejar secar y luego cortar con cuidado las separaciones entre cajón y cajón.

Cajoneras decoradas con vinilos

Los mismos vinilos infantiles que se venden para decorar paredes pueden perfectamente usarse para decorar los muebles, ¡qué bonito queda!

Cajoneras pintadas

Muebles infantiles

Fuente: Decoart

Si os animáis a coger los pinceles podéis personalizar la cajonera pintándola, como en este caso. Para hacer este efecto “ombré” tenéis dos opciones, o compráis todos los colores necesarios (el de la foto está hecho así) o compráis el más oscuro y el blanco, y vais mezclando para obtener las tonalidades deseadas.

Cajoneras infantiles

Fuente: Chic deco

¿Se os hubiera ocurrido pintar un cajón de la cajonera de cada color? Como veis, eligiendo colores pasteles, la combinación es perfecta. La cajonera es la Ikea PS 2012.

Muebles infantiles

Fuente: blog.wa-co

Para terminar una idea muy original, una cajonera blanca convertida en un panda gracias a un poco de pintura negra (también se puede hacer con vinilo adhesivo). Solo tenéis que dibujar los ojos en el primer cajón, pintar un cajón del centro de negro, y pegar por detrás del mueble unos círculos de madera pintados de negro para hacer las orejas.

¿Os han gustado estas ideas?

Cajoneras, 6 ideas divertidas para niños
¡VOTA SI TE HA GUSTADO!

video

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)