Los troncos de Navidad son típicos de estas fechas, y además es un postre navideño extendido prácticamente por todo el mundo, aunque su origen es francés, donde se llama bûche de Noël.

¿Os animáis a cocinar un tronco de Navidad de chocolate? Se trata de una receta fácil y riquísima, y además… ¡parece un tronco de verdad! No me digáis que no os parece bonito, ¿a qué sí?… ¡pues ya veréis cuando lo probéis!

Tronco de Navidad

Ingredientes para el Tronco de Navidad

  • aceite vegetal en aerosol
  • 3 huevos enteros
  • 100g de azúcar
  • 50g de harina
  • 50g de cacao en polvo sin azúcar
  • almidón de maíz
  • 200g de fondant marrón

Para el relleno: crema de caramelo

  • 1 1/2 tazas de azúcar
  • 1/4 taza de agua
  • 2 tazas de nata para montar
  • 1/4 taza de crema agria
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla puro
  • 1 pizca de sal gruesa

Opcional: árboles de Navidad o piñas de chocolate y hojas verdes para decorar el plato

Cómo hacer un Tronco de Navidad de chocolate

Precalentad el horno a 200ºC. Mientras se calienta, recubrid la placa de horno con papel para hornear y rociadla con aceite vegetal en aerosol.

Separad las yemas de las claras y batid las yemas con una batidora eléctrica a alta velocidad hasta que obtengan un color amarillo pálido y un poco de consistencia (alrededor de 4 ó 5 minutos). Reservad.

Batid las claras a velocidad media hasta que formen picos suaves (1 a 2 minutos), id agregando el azúcar lentamente a medida que se aumenta la velocidad a media-alta. Veréis que poco a poco se van formando picos duros. Incorporad las yemas a las claras y mezclad suavemente con una espátula de goma, con cuidado de no desinflar la mezcla.

Mezclad la harina y el cacao previamente tamizados con las yemas y las claras. Verted la mezcla sobre la placa de horno y alisad con una espátula.

Hornead unos 9 a 10 minutos, hasta que la masa tenga una textura elástica al tacto. Mientras tanto, preparad una rejilla con aceite vegetal para colocar el bizcocho cuando lo saquéis del horno. Dejad reposar hasta que se enfríe totalmente.

Para la crema de caramelo, calentad 1 1/2 tazas de azúcar y 1/4 taza de agua a fuego medio-alto hasta que la mezcla hierva (y el azúcar se disuelva). No olvidéis remover para evitar la formación de cristales. Reducid la temperatura de cocción a fuego medio y cocinad hasta que el azúcar tome un color ámbar oscuro (de 5 a 7 minutos más). Retirad del fuego y batid con cuidado junto a 1 taza de nata para montar. Cocinad a fuego medio hasta que la mezcla hierva. Retirad del calor y enfriad colocando en un cuenco sobre agua con hielo. Continuad removiendo durante 10 minutos mientras se enfría el caramelo. Agregad 1/4 taza de crema agria (si no encontráis la nata agria podéis hacerla con 200 g de nata o crema de leche, el zumo de medio limón, 50 gramos de cebollino, sal y pimienta al gusto), el extracto de vainilla y la sal. Cubrid y refrigerad por lo menos 2 horas. Antes de usar, batid 1 taza de nata para montar hasta que se formen picos duros e incorporadla a la mezcla de caramelo, mezclando suavemente con espátula de goma durante 1 minuto aproximadamente.

Cuando tengáis lista la crema de caramelo, colocad el bizcocho sobre un paño de cocina y con ayuda de la espátula, cubridla con crema de caramelo dejando libre 1cm en los bordes.

Enrrollad la tarta con mucho cuidado (podéis ayudaros con el paño de cocina para levantar los bordes en un primer momento). Refrigerad durante al menos 2 horas o hasta que esté firme.

Espolvoread la mesa de trabajo con almidón de maíz y estirad sobre ella el fondant marrón, hasta que tenga 1/2cm de espesor. Con un cuchillo realizad pequeñas hendiduras para lograr la impresión de que se trata de un tronco. Cubrid el troonco de Navidad con el fondant y espolvoread con cacao en polvo. ¡Listo!

¿Os gusta esta receta para Navidad?

Más información: Martha Stewart