Yoga para niños ¿cuáles son sus ventajas?

Yoga para niños

El yoga es una disciplina cada vez más extendida y todos conocemos los beneficios que aporta esta práctica a nuestro cuerpo y mente. Pero el yoga no se limita sólo al mundo adulto, y de eso hablaremos hoy: yoga para niños ¿cuáles son sus ventajas?

Los beneficios sensoriales del yoga para niños son impresionantes. La práctica de yoga aporta fuerza y equilibrio y puede ser muy divertido para los peques. Una clase de yoga para niños no es igual que una de adultos. Se trata de jugar a través de esta práctica para que los niños disfruten y se lo pasen bien. Los instructores utilizan recursos que en una clase de adultos no existen: cuentos, dibujos, canciones, integrando a éstos las posturas o “asanas”, y las técnicas de meditación y relajación, ejercicios que tienen un montón de beneficios para los peques, porque les ayuda a canalizar su energía (a veces desbordante) y relajarse.

Yoga para niños ¿qué beneficios tiene para su cuerpo?

Cuando los niños practican yoga aprenden a conocer su propio cuerpo, a tomar conciencia de todas sus partes y a adquirir buenas prácticas posturales que les evitaran problemas futuros, como podrían ser los de espalda. Adquieren flexibilidad, fortalecen los músculos y el tronco y mejoran el equilibrio. Les ayuda a tener un mejor control de sus cuerpos, incluso la motricidad fina.

Yoga para niños ¿qué beneficios tiene para su mente?

Los ejercicios de respiración ayudan a los niños a relajarse. Concentrarse en respiraciones profundas les ayuda a relajar la mente y calmarse. A largo plazo mejora la concentración, estimula la creatividad, y les ayuda a gestionar mejor los complejos y el estrés. ¡son todo ventajas!

practica de yoga para niños

Imagen ©Ilona

Yoga para niños ¿a partir de que edad puede practicarse?

Lo ideal es que los niños empiecen a practicar yoga a partir de los 3 años, aunque esto dependerá de cada centro, donde podrán asesorarnos mejor sobre lo que es más conveniente para nuestros hijos. En la mayoría de los centros se trabaja formando grupos por edades, para adaptarse a las necesidades específicas de cada etapa.
Los más pequeños trabajan sobre todo el movimiento y la estimulación de los sentidos, y con los más mayores, que ya tienen otras habilidades y son capaces de razonar y responder a consignas se pueden trabajar mucho mejor las posturas.

Yoga para niños ¿para que tipo de niños está indicado?

No importa si tus hijos son de naturaleza tranquila o por el contrario muy inquietos. La práctica de yoga es muy beneficiosa para los niños, sean como sean, porque a cada uno les aportará cosas diferentes. Se suele decir que los peques muy movidos necesitan practicar algún deporte que los desfogue, pero pueden practicar cualquier ejercicio de tipo aeróbico y también yoga, que les vendrá muy bien para aprender a relajarse.

El yoga en ningún caso está contraindicado (a menos que sea por consejo médico) y se puede completar con la práctica de otros deportes como natación, baloncesto o fútbol, por nombrar sólo algunos. Así, crecerán con plena conciencia de su cuerpo.

Si los padres practican yoga habitualmente pueden animarse a hacer algunas posturas sencillas con sus hijos, siempre a su ritmo y de manera divertida y alegre. Nuestros hijos estarán recibiendo una información sensorial maravillosa ¡sin ni siquiera saberlo!

Si este artículo te ha parecido interesante visita nuestra sección Escuela de Padres.

Yoga para niños ¿cuáles son sus ventajas?
¡VOTA SI TE HA GUSTADO!

video

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email válido requerido)
  3. (requerido)