Calendario de Adviento fácil. Al ver que los escaparates comenzaban a llenarse de adornos de Navidad, me di cuenta de que estaba llegando la hora de comprar los calendarios de adviento. Sin duda, una de las actividades que más entretiene a los peques a la espera de la Navidad. ¡Qué grandes son sus sonrisas contando marcha atrás los días que faltan para la llegada de Navidad!

Hace un tiempo os dimos ideas de calendarios de adviento originales, y hoy os traemos otra. Veréis qué fácil es hacer en casa un calendario de adviento totalmente reciclable. ¿Os apuntáis?

Esta idea me pareció súper divertida porque, al ser tan sencilla, los peques pueden ayudar a preparar los calendarios de adviento y además, necesitaréis pocos materiales y os quedarán preciosos.

Materiales necesarios

  • 24 tubos de papel higiénico
  • papel crepé, papeles de colores o trozos de tela
  • grapadora
  • cinta adhesiva o pegamento
  • hoja con números (boli o pintura si preferís hacerlos a mano)
  • hilo o soga fina para colgar
  • pinzas
  • chocolates, dulces, gominolas o cualquier cosa que queráis colocar en el calendario de adviento.

Paso a paso del calendario de adviento

Primero, debéis cortar tiras de papel crepé de diferentes colores y del mismo ancho y largo (o si lo preferís, de tela o papel de color). Paralelamente, cread una tabla con los números del 1 al 24 en vuestro procesador de textos, hoja de cálculo o programa de diseño. Elegid una tipografía divertida y llamativa y no olvidéis utilizar un borde alrededor de cada número para usar como guía a la hora de cortar. Imprimid los números y cortadlos.

Calendario de adviento tutorial

Pegad cada número en un rollo de papel higiénico con cinta adhesiva o pegamento. Luego, como se observa en la foto 4, cerrad la parte inferior del rollo, pegándola con cinta adhesiva, y colocad sobre él varias tiras de papel crepé con ayuda de la grapadora.

Finalmente, para terminar el armado del calendario de adviento, colgad una soga en algún lugar de la casa y amarrad con pinzas uno a uno los rollos de papel higiénico ya numerados y con una “cola” de papel crepé. La parte superior de los rollos quedará abierta por si deseáis cambiar alguna sorpresita.

¿Qué os parece esta idea para Navidad?

Vía: Instructables